Aseguran recursos para recuperación de la Laguna de Fúneque

Con la inversión de $13.000 millones de la Gobernación de Boyacá, se espera construir un pozo profundo que servirá para amortiguar la presión que ejerce el acueducto de Chiquinquirá sobre el cuerpo de agua.

Archivo El Espectador

La contaminación de la Laguna de Fúquene amenaza con acabarla. Además de los sedimentos que llegan a diario de los alcantarillados de al menos siete municipios de la región, el cuerpo de agua está invadido por buchón que impide cualquier tipo de vida, por lo que la denuncia constante de quienes viven en la zona ha sido la falta de compromiso de las autoridades responsables por su cuidado. 

Lea: Nadie quiere comprometerse con la Laguna de Fúquene

De acuerdo con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, en el ultimo año y medio se logró establecer una bolsa común entre las gobernaciones de Boyacá, Cundinamarca y Santander para recuperar la laguna, en la que ya se encuentran $18.000 millones de Cundinamarca y $180.000 de la CAR para adelantar los primeros trabajos, que han consistido en la recuperación de 50 hectáreas de espejo lagunar y el retiro de cerca de 1.300 metros cúbicos de sedimentos. 

Pero el reto es mucho más grande, pues además del retiro del buchón, está la recuperación del agua para no seguir afectando a su único afluente, el río Suarez, que surte del líquido a Chiquinquira y en el que el año pasado la Procuraduría delegada para asuntos ambientales de Boyacá encontró tal cantidad de bacterias que declaró la inviabilidad sanitaria del alcantarillado del municipio boyacense.

Ahora, la CAR logró que la Gobernación de Boyacá invierta $15.000 millones que se utilizarán en dos proyectos en la región. El primero será la construcción de un pozo profundo, "que servirá para amortiguar la presión contra la Laguna de Fúquene por el Acueducto de Chiquinquirá, al servir de segunda fuente de captación", aseguró el director de la entidad Néstor Franco. 

Mientras que los recursos restantes serán destinados a la recuperación del espejo lagunar, con lo que se espera "recuperar la oferta hídrica, el equilibrio ecológico, la regulación hídrica, los servicios ecosistémicos, reactivar el turismo en la zona, mejorar las actividades económicas y la calidad de vida de los ciudadanos de la región", dice la CAR.