Declaran alerta naranja por heladas en Cundinamarca

El Ideam lanzó la alerta en 40 municipios por las bajas temperaturas en las madrugadas de los últimos días.

Archivo El Espectador

En los últimos días el Ideam ha registrado temperaturas hasta de 4,8 grados en las madrugadas, en los municipios de Facatativá y Subachoque, por lo que lanzó la alerta naranja por heladas en 40 municipios de Cundinamarca, con el fin de que los agricultores y floricultores tomen medidas para no verse afectados. 

Por ello, la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres, hace una serie de recomendaciones y advertencias para reducir las afectaciones. "Mantenerse atentos a la evolución de estas condiciones meteorológicas, ya que pueden presentarse heladas por el descenso de las temperaturas por debajo de los cero grados, generando pérdidas económicas en el departamento", aseguró a Blu Radio Germán Rivero, director de la entidad.

Los municipios que se encuentran en riesgo por heladas son Bojacá, Cajicá. Chía, Chipaque, Choachí, Chocontá, Cogua, Cota, Cucunubá, El Rosal, Facatativá, Funza, Fúquene, Gachancipá, Guachetá, Guasca, Guatavita, La Calera, Lenguazaque, Madrid, Mosquera, Nemocón, Sesquilé, Sibaté, Simijaca, Soacha, Sopó, Subachoque, Suesca, Susa, Sutatausa, Tabio, Tausa, Tenjo, Tocancipá, Ubaque, Ubaté, Villapinzón, Zipacón y Zipaquirá

Dentro de las principales recomendaciones se pide a los ganaderos y agricultores estar pendientes de las alertas del Ideam, almacenar alimentos no perecederos, agua y leña para generar calor en las noches, resguardar a los animales en cobertizos, tener a la mano linterna, fósforos y un botiquín de primero auxilios, ropa abrigada y construir pequeños invernaderos con madera y plástico para proteger los cultivos del frío. 

Además de esto, la Unidad de Gestión de riesgo recomienda a los cultivadores de maíz, que es susceptible a la sequía y a las heladas, sembrarlos en lotes bajos, donde sufren menor riesgo. Aumentar la cantidad de semillas cultivadas por hectárea, así como a quienes continúan cultivando tradicionalmente se pide sembrar a "chuzo". 

A los ganaderos se les recomienda construir dique para recoger el agua lluvia, construir cambuches o cobertizos para proteger al ganado del frío y establecer planes de suplementación nutricional.