Hay siete candidatos

La baraja para la Gobernación de Cundinamarca

Mientras Nicolás García se consolida como uno de los candidatos más fuertes, con el apoyo de tres partidos, el Centro Democrático no ha definido a su representante. Partidos alternativos no descartan coalición.

Como es costumbre, la puja por la Gobernación de Cundinamarca está apretada. Si bien, hasta el momento seis candidatos han oficializado su aspiración, se están cocinando coaliciones para hacerse contrapeso, como la que hicieron los partidos tradicionales Liberal,  Conservador, Cambio Radical y La U, que se unieron alrededor de la candidatura del exalcalde de Mosquera, Nicolás García.  

De él se sabe, por un lado, que fue el gerente de la campaña presidencial de Germán Vargas Lleras en el departamento. Por el otro, que fue jefe de gabinete del actual gobernador, Jorge Rey, por lo que algunos lo catalogan como su heredero político, en un momento en que el mandatario departamental goza de una imagen positiva del 55 %, según la última medición del Centro Nacional de Consultoría.  

Por su parte, el Centro Democrático aún no ha decidido candidato. Hoy sobre la mesa están los nombres de Wilson Flórez y José Miguel Santamaría, quienes no cuentan con una amplia trayectoria política en la región. Sus nombres se dieron a conocer apenas hace 15 días, luego del hermetismo del CD y las especulaciones sobre la posibilidad de que este se sumara a la campaña de García, ante la cercanía y el apoyo del partido a la administración de Rey.

Flórez, quien es ingeniero industrial de la Universidad de los Andes y ha dedicado su vida a la academia, se inscribió en enero como precandidato y hace un mes se sumó como militante del Centro Democrático. Santamaría, por su parte, ha estado dentro del sonajero del partido desde el año pasado. Es hijo del exgobernador Miguel Santamaría Dávila y en las pasadas elecciones al Congreso fue candidato al Senado, pero se quemó.

En la otra orilla, los partidos como la Alianza Verde, el Polo Democrático y Colombia Humana comienzan a mostrar sus cartas, de cara a una posible coalición que le haga contrapeso al candidato de los partidos tradicionales. El más fuerte, por ahora, es el empresario Germán Escobar, quien será candidato del movimiento Compromiso Ciudadano, de Sergio Fajardo. Escobar es de Mosquera y, además de haber estado al frente de dos empresas en el departamento, fue reconocido por ser el gerente en Cundinamarca de la campaña presidencial de Fajardo. Pese a que tuvo diálogos con el Centro Democrático, al final decidió recoger firmas.

Ante la falta de un acuerdo con los otros movimientos, el Polo Democrático anunció a Ricardo Mestizo, un ingeniero industrial de Suesca, que ha trabajado como consultor de temas mineros, tanto en el sector público como en el privado. Él promete centrar su administración en temas sociales y en combatir la corrupción en el departamento.

Otra de las fichas clave es el filósofo Diego Cancino, quien desde el 2006 ha estado muy cerca de la Alianza Verde. Primero, dentro de la campaña presidencial de Antanas Mockus en 2006 y luego como asesor de la congresista Ángela Robledo, de 2010 a 2014. Aunque no ha ocupado un puesto de elección popular, por el mismo partido intentó en 2015 llegar al Concejo de Bogotá y en 2018 a la Cámara de Representantes. Se quemó en ambas elecciones. 

El último en la puja es Laurentino Quiroga, un ingeniero civil especializado en bioinformática, de la Universidad de Londres. Aunque estuvo en el Concejo de Anolaima, con el aval del Partido Liberal, en esta oportunidad decidió lanzarse a la Gobernación por firmas, pues, asegura, quiere vencer a la maquinaria política que maneja el departamento.

Aunque ya se están alineando algunas fuerzas políticas, hay nombres que quedan en el tintero como el de la exministra Clara López, quien, a pesar de que no ha descartado lanzarse a la Alcaldía de Bogotá, también se ha mostrado interesada en optar por ser candidata a la Gobernación de Cundinamarca.

Por lo pronto, las nuevas coaliciones serán definitivas para determinar quién será el contrapeso de Nicolás García. En caso de que los partidos alternativos no logren un acuerdo, parece seguro que en el departamento se mantendrá la línea política que ha dominado la última década. 

Independiente del ganador, lo cierto es que quien asuma la Gobernación se encontrará con grandes proyectos en ejecución como el Regiotram (que la actual administración planea dejar contratado), así como la entrega de megacolegios y otras obras sociales, o retos como el de consolidar el área metropolitana de Bogotá y la búsqueda de nuevas alternativas de acceso al agua. La campaña apenas comienza.

854166

2019-05-06T22:00:00-05:00

article

2019-05-06T22:00:01-05:00

mrivera_90

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Cundinamarca

La baraja para la Gobernación de Cundinamarca

47

4628

4675