Toque de queda en Facatativá y Fusagasugá por saqueos a SuperCundi

La prohibición de circular por sitios públicos a algunas horas y la restricción de bebidas alcohólicas son algunas de las medidas adoptadas por los municipios.

EFE

Por cuenta de los desórdenes que se registraron este martes alrededor y al interior de los supermercados SuperCundi, las alcaldías de Fusagasugá y Facatativá, en Cundinamarca, tomaron medidas y declararon toques de queda para garantizar que no se altere el orden público en los municipios. (Lea aquí: En Tolima y Cundinamarca hubo saqueos en supermercados relacionados con Farc)

Fusagasugá aseguró que las medidas rigen desde la noche de este martes 20 de febrero hasta el viernes 23. “Si la situación continúa, podría sostenerse hasta el domingo 25”, afirmó la alcaldía en un comunicado.  El toque de queda regirá durante estos días a partir de las 9.p.m. hasta las 5a.m., habrá ley seca desde las 6p.m hasta las 10a.m. y los vehículos de carga, que superen las 3,4 toneladas, tienen prohibido circular desde las 7p.m. hasta las 5a.m.

La Policía sobrevuela el lugar desde un helicóptero y, según las autoridades, personal de inteligencia recorre las calles. En el mismo sentido, la Alcaldía de Facatativá decretó que las personas no pueden circular por espacios públicos desde las 6p.m. de este martes hasta el miércoles a las 6a.m. La venta de bebidas alcohólicas también está restringida desde las 5p.m. de este martes hasta las 6a.m. del miércoles 21 de febrero. Los ciudadanos tampoco se podrán concentrar o manifestar en lugares públicos o vías públicas del municipio.

¿Por qué se presentaron los saqueos a SuperCundi?

Varios locales de la cadena de supermercados fueron saqueados esta madrugada en los departamentos de Cundinamarca y Tolima. Los desórdenes se presentaron luego de que las autoridades dieran a conocer que, supuestamente, eran bienes que estaban en poder de testaferros de la desmovilizaba guerrilla de las Farc.

Las autoridades capturaron ayer a tres presuntos testaferros de las Farc e incautaron bienes valuados en 650.000 millones de pesos (unos 230 millones de dólares), entre ellos 60 supermercados que no habían sido declarados por la exguerrilla tal y como se comprometió a hacerlo luego de la firma del acuerdo de paz.

Los arrestados fueron identificados como los hermanos Norberto, Uriel y Edna Mora Urrea, propietarios de la cadena de supermercados Supercundi, Merkandrea y Mercafusa, que suman 60 locales comerciales.

En los saqueos la gente derribó las puertas y se llevaron electrodomésticos, víveres, alimentos, implementos de aseo, al igual que otros objetos de valor.

La situación más grave se registró en el municipio de Saldaña, en donde el gentío se llevó todo lo que encontró en el local.

Según las investigaciones de la Fiscalía, los supermercados, que al parecer sirvieron "como red de abastecimiento" para la guerrilla, "al tiempo que servían como fachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas", vendían productos a precios muy por debajo del valor comercial. Sin embargo, las personas imputadas se declararon inocentes ante un juez este martes.

*Con información de EFE

 

últimas noticias