Debate en el Concejo de Medellín casi termina en golpes entre cabildantes

La reacción de las unidades de la Policía, de otros concejales y los esquemas de seguridad, evitaron que la discusión se fuera a los golpes.

Portal El Atrio

Una discusión que tuvo lugar este jueves en el recinto del Concejo de Medellín, empezó a subir de tono cuando la plenaria de la corporación abordaba el Proyecto de Acuerdo 300, por medio del que se otorgarían facultades especiales al alcalde de Medellín para reestructurar las entidades descentralizadas del municipio.

La discusión empezó a acalorarse cuando el concejal Robert Bohórquez, del Partido Cambio Radical, citó una publicación en Facebook de Juan Pablo Ramírez Álvarez, quien hace parte de la unidad de apoyo de Miguel Andrés Quintero, cabildante del Partido Alianza Verde.

El mensaje al que Bohórquez hacía referencia, era uno publicado por Álvarez en su perfil personal, en el que se refería a los corporados en términos ofensivos. La publicación se hizo minutos después de finalizada la sesión en la Comisión Tercera del Concejo, donde se aprobó en primer debate dicho proyecto de acuerdo.

Por esta razón, Bohórquez solicitó a Quintero aclarar si Ramírez hacía parte de su unidad de apoyo y que, de ser así, solicitara la renuncia del joven.

Acto seguido, Quintero tomó la palabra para responder a Bohórquez, que exclamó a uno de sus compañeros “hágale que ahorita también lo atiendo”, motivo por el que la discusión por poco se va a los golpes. (Vea: Así fue la pelea entre Concejales de Medellín)

Los concejales Bohórquez, quien ha expresado su apoyo al proyecto, y Juan Felipe Campuzano, quien se opone, se levantaron de sus curules y se aproximaron en medio de gritos de los presentes en el recinto. La intervención de la Policía, de otros concejales y de su propio personal de seguridad evitó que la discusión se fuera a los golpes.

El presidente del Concejo, Fabio Rivera, ordenó un receso de 15 minutos, y pidió a los concejales que cambiarán su actitud agresiva, o de lo contrario debían quedarse afuera.

Después de lo ocurrido, Juan Felipe Campuzano, aseguró que siempre ha sido respetuoso de las diferencias, ‘‘pero eso sí, no me dejo insultar, ni amenazar de nadie’’.

Quintero manifestó en sus redes sociales que ‘‘gracias a Campuzano y a la Policia Nacional hoy no me agredieron en el debate del concejo. Mi postura de la defensa de EPM para que en el futuro no sea privatizada seguirá. Invito a la cordura y debatir con argumentos, no con los puños’’.

Por su parte, Robert Bohórquez, a través del mismo medio, aseguró: ‘‘Tengo muy clara mi función como concejal, por ello exijo respeto frente a las posturas y decisiones que tomamos desde el Concejo de Medellin’’. 

Temas relacionados