Debates en el Congreso ya empezaron a suspenderse por ausentismo

Un corte de agua en el centro de Bogotá fue la razón que dio la Cámara de Representantes para levantar la plenaria. Solo han pasado cuatro días de la nueva legislatura.

Referencia / La FM.

La nueva legislatura del Congreso de la República lleva apenas cuatro días. Este periodo, que inició el pasado miércoles, promete ser histórico por la implementación de importantes proyectos entre los que están la reforma tributaria, el presupuesto de la Nación para 2017, la elección del nuevo procurador y las reformas que se harán luego de que se firme el acuerdo final con las Farc. No obstante, esto parece no estar tan claro para los miembros de la corporación que ya empezaron a ausentarse de las sesiones, ocasionando la suspensión de debates, a pesar de las promesas y las medidas tomadas contra la recurrente falta de quórum tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

Muestra de ello fue la sesión que tuvo que levantarse este miércoles en la Cámara, pues no había el número suficiente de representantes para continuar con la discusión. La justificación que dieron los congresistas por haber faltado masivamente a la plenaria, fue una emergencia sanitaria. Según los parlamentarios, un corte de agua en el centro de Bogotá impidió que la sesión se desarrollara normalmente. Esta versión fue soportada por Miguel Ángel Pinto, presidente de la Cámara de Representantes para esta legislatura.

La defensa que hicieron los congresistas sobre su ausentismo podría carecer de validez, según explicó la directora administrativa de la Cámara de Representantes, Carolina Carrillo. En diálogo con Semana, la funcionaria aseguró que la corporación tenía conocimiento del corte del servicio de agua dos días antes de que sucediera. Como se hace en cualquier barrio de Bogotá, cuando fue anunciado el corte se les pidió a todas las oficinas y dependencias de la Cámara que tomaran las disposiciones necesarias para evitar que el corte incidiera en la actividad de los congresistas durante los debates.

Así, aunque la Dirección Administrativa de la corporación advirtió que a la hora del debate iba a realizarse un corte de agua, ninguna dependencia tomó las medidas de contingencia necesarias para afrontar el corte del servicio. De hecho, varios de los congresistas que sí asistieron a los debates programados, afirmaron que los ausentes tomaron como excusa el corte para no o salir antes de las sesiones.

Hace poco más de un mes, a mitad de junio, el Senado estuvo en el ojo del huracán por las repetidas ausencias de los congresistas. De hecho, justo el día en que se debatía el proyecto de ley que castigaba el ausentismo de los congresistas, este tuvo que suspenderse por falta de quórum y la iniciativa se hundió. La indignación ciudadana, manifestada en redes sociales principalmente, fue tal que los senadores decidieron revivir el proyecto y en menos de 15 minutos, la Comisión Primera del Senado decidió aprobar la ley que decretó un castigo para el ausentismo de congresistas. (Lea: Estos son los senadores que no asistieron a discusión del proyecto que castiga ausentismo)

En ese entonces, tras la aprobación del proyecto, se esperaba que con las sanciones que planteaba la iniciativa se acabaran las acaben las sesiones disueltas o debates de control político inconclusos por falta de quórum. Para ese día, en la Cámara estaban programados importantes debates referentes para la educación, la edad de jubilación y el impuesto predial, entre otros. (Lea: Senado aprueba en tiempo récord ley que castiga ausentismo de congresistas)