Defensoría del Pueblo denuncia precaria situación de Derechos Humanos en La Guajira

Jorge Armando Otálora, defensor del pueblo, recorrió varios puntos del departamento evidenciando las carencias de la población Wayuu, especialmente para los de la primera infancia.

Defensoría del Pueblo

La Defensoría del Pueblo hizo una visita al departamento de La Guajira, en donde los líderes de la sociedad civil le manifestaron su preocupación por la ausencia del Estado y por la falta de acceso a temas elementales como el agua, la alimentación y los servicios de salud.

En lo corrido del 2014, van 43 menores de edad muertos por factores asociados a la desnutrición en el departamento de La Guajira. La cifra contrasta con los 23 fallecidos que se registraron el año pasado por el mismo concepto.

De acuerdo con las comunidades asentadas en los territorios ancestrales, hay otros fallecimientos que no se han reportado debido a las distancias y a las condiciones de abandono, por lo cual se ven obligados a enterrarlos en sus propios territorios.

Según informó la Defensoría del Pueblo, los menores deben recibir la educación a la intemperie, sobre un tronco y con un pequeño tablero que es ubicado sobre la arena, ya que no hay donde colgarlo.

De igual forma, se evidenció cómo varias familias tienen como única fuente de abastecimiento de agua un pozo artesanal de gran profundidad y que generalmente permanece vacío. Esto, porque se trata de recursos hídricos que provienen de fuentes naturales y no han logrado alimentarse lo suficiente por la sequía en dichas zonas.

El defensor del Pueblo, afirmó que ‘‘estos escenarios serán planteados al Gobierno Nacional a través de la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar conocer cuál es el plan agresivo que tienen porque las cifras son para avergonzarnos mundialmente’’.

De igual forma, Otálora manifestó que ciertas comunidades reconocieron que han recibido ciertas ayudas, pero que no son permanentes y no llegan a todos. ‘‘estamos planteando a los organismos de control que se investigue si el tema es producto de la corrupción, de improvisación o lo que es peor, en algunos casos de la responsabilidad, si es cierto que les dan alimentos que se encuentren vencidos’’, puntualizó el funcionario.