Defensoría denuncia confinamiento de comunidades por combates en Chocó

Los principales problemas se encuentran en la movilidad y el traslado de alimentos a la zona.

Defensoría del Pueblo

Cerca de 1.400 personas, entre indígenas y afrodescendientes se encuentran confinadas en las zonas rurales de Bagadó y Carmen del Darién tras los recientes enfrentamientos entre la Fuerza Pública y las guerrillas de las Farc y el ELN.

Al menos mil personas en el Alto Andágueda, se encuentran confinadas por bombardeos y enfrentamientos que se dieron entre el 23 y 24 de marzo y el 18 de abril entre el Ejército y el ELN en la zona, que dejaron como resultado la muerte de cuatro guerrilleros y la captura de otros dos.

Según informó la Defensoría del Pueblo, aparte de los daños a las casas y a la iglesia local, hay preocupación por la presencia de minas antipersonales y municiones sin explotar, lo que ha impedido la movilidad en la zona y con ella el abastecimiento de insumos básicos.

En Domingodó de Carmen del Darién se impusieron restricciones entre los combates del Frente 57 de las Farc y el Ejército, lo que ha impedido la movilidad y la entrada de insumos a la región, que en el Alto Andágueda presenta una similar situación de confinamiento.

La Defensoría hizo un llamado al Gobierno central para adoptar medidas para normalizar las condiciones de estas poblaciones en el Chocó, donde se han impuesto restricciones a la movilidad y se han ido presentado desplazamientos por las condiciones de vulnerabilidad en las zonas. 

Temas relacionados

 

últimas noticias