Defensoría envía comisión especial a El Carmen de Bolívar

En recientes declaraciones, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, descartó que el fenómeno corresponda a efectos secundarios de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano.

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, envió una comisión al municipio de El Carmen de Bolívar, para que investigue por qué más de un centenar de niñas vacunadas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) se encuentran enfermas.

En un comunicado, la Defensoría mostró su "preocupación" por el fenómeno, que en los últimos días se ha incrementado en más de 100 casos procedentes de municipios cercanos.

Las afectadas presentan síntomas como desmayos, fiebre, dolores estomacales y de cabeza o pérdida de peso, y algunas de ellas reportaron evidencias de intoxicación por plomo, según medios locales.

Por este motivo, Otálora designó un equipo de investigación que estará liderado por la Defensora Regional Irina Junieles, cuya misión será acompañar a las familias y realizar labores de inspección humanitaria para verificar la atención sanitaria a las jóvenes.

Asimismo, pidió que se mantenga la alerta amarilla en el hospital de El Carmen de Bolívar y que se fortalezca el equipo médico para la efectiva atención de las pacientes.

Por el momento se desconoce qué provocó el brote de los síntomas, que ha llevado a la hospitalización de decenas de adolescentes en el departamento caribeño de Bolívar.

En recientes declaraciones, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, descartó que el fenómeno se corresponda a efectos secundarios de la vacuna.

"Si uno mira toda la evidencia internacional y pronunciamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los conceptos del grupo de técnicos y científicos que han acompañado la vacuna dicen que no existe ningún riesgo de seguridad sobre la vacuna", dijo Gaviria el lunes a Caracol Radio.

El ministro argumentó las vacunas comenzaron a aplicarse a las niñas en El Carmen de Bolívar en el mes de marzo y los primeros problemas de salud de las menores fueron denunciados en mayo.

El VPH se transmite por contacto sexual, causando lesiones que pueden devenir en tumores en el cuello del útero y otros tipos de cáncer.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde el lanzamiento de la vacuna contra el VPH, en 2006, se han aplicado más de 170 millones de dosis en el mundo.

Diversos estudios efectuados con personas vacunadas en Australia, Europa y América del Norte excluyeron que produjera efectos adversos severos o permanentes, si bien en España se han denunciado problemas de salud secundarios causados por el uso de esta vacuna.