Defensoría pide investigar abuso en desalojo en Cartagena

El desalojo se realizó el pasado miércoles del antiguo relleno sanitario de Henequén.

La Defensoría del Pueblo alertó a la Policía y a la Alcaldía de Cartagena sobre el posible abuso de autoridad del grupo de la Fuerza Pública en el desalojo de varias familias que se encontraban invadiendo predios del antiguo relleno sanitario de la ciudad Henequén.

Luego de realizar las visitas correspondientes a la zona la Defensoría alertó sobre “el panorama desalentador por las condiciones en las que quedaron los sitios de alojamiento de las personas que allí habitaba”, dice el comunicado.

Esto debido a que muchas de las viviendas quedaron incineradas completamente, y el organismo de control recibió quejas de los lugareños por los excesos que se cometieron en el desalojo, especialmente por la afectación que produjeron los gases lacrimógenos y los ataques, a las poblaciones vulnerables, como el cometido con un señor de la tercera edad en condiciones de discapacidad que supuestamente fue agredido por la Policía.

La Defensoría corroboró que varias personas resultaron lesionadas tras los enfrentamientos con el Esmad y denunció que algunos de los uniformados ingirieron bebidas de la comunidad sin ningún permiso.

Ante esta situación, el ente de control solicitó a la Alcaldía de Cartagena explicar porque las diligencias de desalojo se anticiparon y solicitó prestar ayuda humanitaria a las familias que fueron expulsadas.

El desalojo se realizó a las cinco de la mañana del pasado miércoles, en zona la zona del antiguo relleno sanitario de Henequén, donde según la versión de las autoridades, los jóvenes de las zonas cercanas los atacaron con armas de fuego, por lo que pidieron a la Fiscalía realizar las correspondientes investigaciones en el sector.