Ataque armado a resguardo indígena en Nariño: cuatro personas resultaron heridas

Noticias destacadas de Nacional

La Unidad Indígena del Pueblo Awá denuncia que una menor de edad y una mujer embarazada quedaron heridas. Consideran que este no es un hecho aislado y podría estar relacionado con las amenazas que han recibido más de 122 líderes indígenas de la comunidad.

La Organización Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA) denunció que el martes 14 de julio a las 10 de la noche un grupo armado ilegal ingresó en el Resguardo indígena Awá Cuasbíl La Faldada y le disparó a una vivienda. Según la denuncia, cuatro personas de la familia awa que se encontraban en el lugar resultaron heridas, entre ellas una menor de edad y una mujer en estado de embarazo.

“Como lo hemos venido denunciando en reiteradas ocasiones desde hace varios años, los hechos victimizantes no cesan en nuestro territorio ancestral. Es lamentable que en medio de la crisis que se viene presentando a nivel mundial a causa de la pandemia, los grupos armados no paren su accionar en contra nuestra”, afirma la organización. Dos hombres, de 19 y 24 años, están heridos, uno de ellos de gravedad. Dos mujeres, una menor de edad y una mujer embarazada, también quedaron heridas.

También le puede interesar: Las mujeres no somos armas de guerra”: Beatriz Valdés Correa

El resguardo Cuasbíl La Faldada está ubicado en zona rural del municipio de Barbacoas, a dos horas de la carretera que conduce de Pasto a Tumaco. “No hay vías de acceso más que las trochas ancestrales. Uno de los heridos acompaña el proceso organizativo del Resguardo, siendo guardia indígena desde hace ya varios años; este hecho no es aislado y presumimos que está relacionado con varias de las amenazas que han recibido más de 122 líderes indígenas de nuestra organización UNIPA”, aseguran.

La organización denuncia que este hecho ocurrió menos de una semana después del asesinato de Rodrigo Salazar, líder del Resguardo de Piguambí Palangala. Teniendo en cuenta el atentado y las continuas amenazas, el pueblo awa manifiestó preocupación por su seguridad dentro y fuera del territorio. Manifiestan que los corregimientos de Junín, Buenavista y el Diviso de Barbacoas, y el corregimiento de La Guayacana y Llorente de Tumaco, se han convertido “en un sector donde impera el miedo y el temor, sin que las autoridades competentes hagan mayor esfuerzo en atender la grave crisis humanitaria a la cual nos estamos enfrentando”.

Leer: Asesinan a Rodrigo Salazar, líder indígena de Nariño

La organización alertó a la comunidad nacional e internacional sobre la situación que enfrentan “para salvaguardar nuestras tradiciones ancestrales”. Señalan que han sido víctimas de masacres, asesinatos, desplazamientos masivos, desapariciones forzadas y atentados contra la vida de autoridades y líderes, .

“Reiteramos que lo sucedido en el Resguardo Indígena Awá de Cuasbíl La Faldada, es una alerta frente a posibles desplazamientos masivos y masacres que se puedan aproximar”, afirma el comunicado. Además, condenan el acto y le exigen a los grupos armados respeto por la vida y la integridad del pueblo.

Hacen un llamado a la comunidad internacional para que se pronuncien frente a esta violación de derechos humanos, también a la Defensoría del Pueblo, la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Comisión Humanitaria para el Pueblo Awá y otras organizaciones para que sigan brindando apoyo a los pueblos indígenas.

UNIPA le exigió a la Fiscalía que desarrolle una investigación penal contra los responsables de los ataques y amenazas. Al Defensor del Pueblo, Carlos Negrete, y al Procurador, Fernando Carrillo, que den seguimiento a la investigación que abra la Fiscalía.

También le puede interesar: Indígenas de la Sierra Nevada inician defensa jurídica de su territorio sagrado

Comparte en redes: