Denuncian que ciudadanos venezolanos estarían delinquiendo en Cúcuta

Bandas criminales como Los Rastrojos y Los Urabeños estarían reclutando a venezolanos para operar en la frontera entre Ureña, San Antonio y Cúcuta.

Los Rastrojos y Los Urabeños se estarían alimentando de grupos venezolanos para fortalecer sus filas, según la Fundación Progresar. /Archivo

Por cuenta del supuesto amparo delincuencial que estarían ofreciendo bandas criminales como Los Rastrojos o Los Urabeños, sumado al diferencial cambiario, la Fundación Progresar denunció que ciudadanos de origen venezolano estarían delinquiendo en Cúcuta (Norte de Santander).

Wilfredo Cañizares, director de la institución, le aseguró al diario La Opinión que el modus operandi que se ha intensificado en la ciudad –asesinar para después robar– se asemeja al accionar de bandas que provendrían de municipios fronterizos como Ureña o San Antonio, e incluso de Caracas, capital de Venezuela.

“Hemos encontrado que bandas criminales como Los Rastrojos y Los Urabeños están reclutando venezolanos para operar en la frontera entre Ureña, San Antonio y el área metropolitana de Cúcuta, en la comisión de delitos relacionados con el narcotráfico, las extorsiones y el sicariato”, sostuvo el director de la Fundación Progresar.

De acuerdo con Cañizares, quien señaló las constantes transformaciones de la criminalidad, todo depende del país en el que se facilite delinquir y en el caso colombiano, los delincuentes cuentan con la comodidad de pasar de un país a otro para refugiarse.

“No sé si la presencia de los venezolanos incremente la criminalidad, lo claro es que las bandas delincuenciales se están alimentando de estos grupos venezolanos para fortalecer sus filas y eso facilita la operación de Urabeños y Rastrojos, pues son extranjeros y no registran antecedentes en Colombia”, precisó el director de la Fundación Progresar.

Aunque las autoridades no se atreven a afirmar tajantemente que la situación de inseguridad en Cúcuta sea responsabilidad de delincuentes de origen venezolano, organismos como la Fiscalía no descartan que la condición de doble nacionalidad con la que cuentan muchos ciudadanos facilite la comisión de delitos, lo que dificulta también la identificación de los delincuentes.

“Cuando empezamos a revisar en nuestro sistema, vimos un número bajo de venezolanos delinquiendo aquí, pero puede ser porque los capturados tienen doble nacionalidad. No podemos apresurarnos a decir que la mayoría de los delincuentes son venezolanos, pues muchos pueden haber nacido aquí y tener las dos cédulas de ciudadanía. Incluso, funcionarios de la Fiscalía tienen la doble nacionalidad”, explicó a La Opinión César Rojas, director de la Fiscalía en Norte de Santander.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Cúcuta sostiene que son pocos los casos de venezolanos capturados o condenados por delinquir en la ciudad, aunque no desconoce que algunos pueden tener doble nacionalidad. Entretanto, Tubalcail Contreras, secretario de Seguridad Ciudadana de Cúcuta, señaló que la administración no cuenta con informes que permitan determinar que venezolanos estarían delinquiendo en la ciudad.

El reciente homicidio del profesor Pedro Cuadro Herrera –quien fue acribillado por desconocidos y por quien las autoridades ofrecen una recompensa de hasta $50 millones para dar con sus asesinos– prendió las alarmas en la ciudad, teniendo en cuenta que fue atacado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta de origen aparentemente venezolano y que fue abandonada en una casa deshabitada horas después del crimen.  

Temas relacionados