Denuncian que alcaldesa de Tumaco defiende su elección con pruebas falsas

El gerente del hospital San Andrés, Francisco Quiñones, dice que los documentos con los que María Emilsen Ángulo demuestra que no estaba inhabilitada no son reales. Su esposo era empleado de ese centro de salud hasta dos días antes de los comicios.

La alcaldesa de Tumaco (Nariño), María Emilsen Ángulo. / Diario del Sur

Los cuestionamientos sobre la elección de la alcaldesa de Tumaco (Nariño), María Emilsen Ángulo, siguen creciendo. Desde el pasado 25 de octubre, día en que se llevaron a cabo los comicios, la mandataria local ha estado en el ojo del huracán por cuenta de quienes señalan que estaba inhabilitada para aspirar a ese cargo, porque su esposo era subgerente del hospital San Andrés.

Por su parte, Ángulo ha salido a desmentir esas versiones y hace unos días el Tribunal Administrativo de Nariño, a donde fue a parar esta pelea, la llamó a presentar sus pruebas.

En medio de ese proceso, el gerente del centro de salud, Francisco Luis Quiñones Chávez, presentó una queja el 29 de febrero en la que indica que los documentos con los que Ángulo argumenta que no incurrió en una inhabilidad son falsos. Es decir, su defensa estaría construida bajo pruebas que fueran alteradas o que nunca existieron.

La demanda por inhabilidad

En enero de este año, el Tribunal Administrativo de Nariño admitió una demanda en contra de la elección de la alcaldesa de Tumaco. La demandante, la abogada Gladys Palacios, dice que al momento de la elección Ángulo estaba en una unión marital de hecho y sociedad patrimonial de bienes con Jairo Guagua Castillo, subgerente administrativo del Hospital San Andrés de Tumaco, desde el 22 de enero de 2015 hasta el 23 de octubre (dos días antes de las votaciones).

Según la ley colombiana, los candidatos que estén en matrimonio o unión permanente con funcionarios que ejerzan autoridad civil, política, administrativa o militar en el mismo municipio y dentro de los tres meses anteriores a la elección, estarán inhabilitados.

No hay dudas frente a la relación entre Ángulo y Guagua, por lo que la discusión se ha centrado en si este último tenía poder de decisión, que da lugar a la inhabilidad, o si solo era un empleado más del hospital. En diálogo con el Diario del Sur, la mandataria de Tumaco dijo que su pareja no tuvo control del presupuesto, por tanto, no hay causal de una inhabilidad.

Desde diciembre, Guagua comenzó a preparar la defensa de su compañera sentimental e interpuso un derecho de petición al hospital San Andrés. El objetivo: que el documento especificara que el cargo como subgerente administrativo no tenía, entre otras funciones, la facultad para contratar, para ordenar gastos, para investigar las faltas disciplinarias, ni que había hecho parte de la unidad de control interno, que tiene una función disciplinaria.

Y así fue, el derecho de petición fue respondido y le dio la razón. Además, para demostrar que no hacía parte del comité de control interno, Guagua anexó una resolución de 2014, en la que el hospital hacía una modificación y decía que el subgerente administrativo no hacía parte de ese grupo.

Así las cosas, la defensa de la alcaldesa presentó las pruebas con la que prometía mantenerla en el cargo.

“Los documentos son falsos”

En medio de ese proceso judicial, el gerente del hospital San Andrés, Francisco Luis Quiñones Chávez, presentó el pasado 29 de febrero una queja ante el magistrado del tribunal Víctor Hernández. La narración, conocida por El Espectador, afirma que lo que dice el derecho de petición es falso, que fue la abogada del hospital “abusando de su confianza” la que dijo esas mentiras, y que la firma del gerente aparece en el documento sin su autorización.

Quiñones agrega que al momento de dar respuesta al derecho de petición, se encontraba de viaje por lo que delegó la tarea a la asesora jurídica de la entidad. También dijo que la pareja de la alcaldesa sí hacía parte del comité de control interno, es decir, sí realizó investigaciones disciplinarias contra empleados. Y para probar esto, anexó una carta en la que Jairo Guagua ordenó el 6 de agosto de 2015 abrir una investigación contra Luis Efraín Arévalo, un auxiliar administrativo. Es decir, a menos de tres meses de que Ángulo fuera elegida como mandataria de Tumaco.

Y fue más allá. Según el gerente del hospital San Andrés, la resolución que mostró Guagua para probar que no hacía parte del comité interno también es falsa. Ese mismo número de radicado corresponde realmente, según él, a una incapacidad de una empleada, y sostiene que desde el 2011 el subgerente administrativo de la institución hace parte del comité interno. ¿Cómo lo demuestra Quiñones? Adjuntó a su queja los certificados de Saludcoop que respaldan la incapacidad y una resolución de hace cinco años que establece la organización del comité.

A todos estos señalamientos, se suma una denuncia de robo en las oficinas del hospital San Andrés. Hacia las 9:00a.m. del pasado 25 de febrero, desconocidos ingresaron por una ventana a la oficina de la subgerencia administrativa y hurtaron varios procesos disciplinarios con más de 600 folios, expedidos durante la administración de Guagua. Entre estos, el que se llevaba contra Arévalo.

Vea aquí la queja del gerente del hospital San Andrés y una carta que demuestra que Guagua sí tenía poder de investigar a empleados. 

Temas relacionados