Denuncian ante secretaría de Transparencia contrato de alimentación en cárceles de la Costa

La información de las presuntas irregularidades la radicó en la Presidencia la Red de Veedurías.

La Red de Veedurías formalizó su denuncia por las preguntas irregularidades en el proceso de contratación para el suministro de alimentos en cinco cárceles de la Costa Caribe.

El director de la Red, Pablo Bustos, indicó que con base en las irregularidades registradas en diciembre pasado, documentó las posibles fallas cometidas con el contrato.

Ante la Secretaría de Transparencia de la Presidencia presentó las presuntas irregularidades cometidas en el proceso de acreditación de experiencia y ejecución del contrato en la alimentación de cinco cárceles en la Costa.

Según él, la unión temporal Alianza QTC –entidad que ganó el contrato– tenía dentro de sus integrantes una compañía con sanciones previas y no podía acceder a la licitación.

Se trata de la firma corporación Alianza Caribe, antes Sol Naciente, que también está dentro de la unión temporal Alianza QTC. Esa empresa también participó en una licitación con la secretaría de Educación en Bogotá, en otro consorcio, y resultó elegida.

A finales de diciembre de 2014, cuando empezó a operar el contrato de la Alianza QTC, fue denunciada una crisis alimentaria en las cárceles de la Costa Caribe.

La anomalía se presentó en los centros penitenciarios de Malambo (Atlántico), Magangué (Bolívar), Sabanalarga (Atlántico), El Bosque (Atlántico) y San Andrés y Providencia. 

En su momento, ante la crisis de alimentos, la directora de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (entidad que adjudicó el contrato), María del Pilar Bahamón, dijo que “en ningún centro carcelario del país faltará la comida, los utensilios y, mucho menos las estufas para preparar los alimentos de los internos”.

Al hacer referencia a las presuntas irregularidades en la adjudicación del contrato, dijo que no era la primera vez que se cambia un contratista y negó que en este caso se hubieran presentado hechos que alteraron el buen desarrollo del contrato.