Desarticulan banda de Los Rastrojos en Tuluá

En el operativo fueron capturadas once personas por los delitos de homicidio, extorsión y narcotráfico.

Policía Nacional

En Tuluá, Valle se logró la desarticulación de una banda criminal al servicio de ‘Los Rastrojos’ que se encarga de la fabricación y tráfico de estupefacientes, homicidios, extorsiones y tráfico de armamento en un trabajo conjunto entre la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional y la Fiscalía.

En los hechos fueron capturadas once personas que operaban bajo el mando de alias ‘El Ogro’, quien dedicaba su actividad criminal al narcotráfico, extorsión y homicidios selectivos en los municipios de Tuluá, Buga y Roldanillo en el Valle del Cauca, en Pereira, Risaralda y en la Tebaida, Quindío.

Tras once meses de investigación, las autoridades lograron identificar que la banda criminal se dedicaba al tráfico de marihuana, en los centros de expendio de Tuluá, y al tráfico internacional de la droga a través de los aeropuertos de Palmira, el Matecaña de Pereira y el Puerto de Buenaventura.

Alias ‘Ogro’ se comunicaba a través de mensajes de texto y radios de corta frecuencia con los cabecillas de los sectores urbanos y rurales, quienes se encargaban de la parte logística de la organización; mientras que el delincuente se asesoraba de alias ‘La Bruja’, una mujer a quien pedía consentimiento para realizar las actividades criminales.

La mujer estaría a cargo de la santería a los cargamentos de Marihuana y de la protección de los sicarios a través de la lectura del tabaco, el sacrificio de animales, principalmente aves, los baños de sangre y los tatuajes de oraciones especiales para la defensa.

“Mediante las inspecciones judiciales, entrevistas y seguimientos se logró evidenciar que esta organización participo en 14 homicidios, once de ellos en Tuluá, dos en La Tebaida y uno en Pereira, entre los que se destaca el homicidio de dos menores de edad, uno de quince años y otro de 17”, informó el teniente Coronel Ángel Alexander Galvis, jefe de la Unidad Investigativa Contra Crimen Organizado de la Dirección Antinarcóticos.

Los dos menores, quienes fueron expendedores de estupefacientes en pequeñas cantidades en la zona, fueron asesinados porque se quedaron con parte de la droga de la que eran responsables.

La captura hace parte del plan de la Policía para acabar con esta organización de ‘Los Rastrojos’ que cuenta con 310 hombres en la región.