Descartan que temblor en Caldas estuviera asociado a actividad del Nevado del Ruiz

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales aclaró que ambos hechos no tienen ninguna relación y elevó un llamado a la calma.

Servicio Geológico Colombiano.

Tras el movimiento telúrico que se registró en la noche de este domingo en el suroccidente del departamento de Caldas –cuya intensidad fue de 3,7 grados en la escala de richter– el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales descartó que el temblor estuviera asociado a actividad del volcán Nevado del Ruiz.

Así lo dio a conocer la directora de la institución, Gloria Patricia Cortés, quien sostuvo que pese a la reciente actividad del volcán –que este domingo obligó a las autoridades aeronáuticas a cerrar temporalmente los aeropuertos de la ciudades de Manizales y Pereira, como medida preventiva ante la expulsión de ceniza– el movimiento no tiene relación con el Nevado del Ruiz. (Lea: Cancelan operaciones en los aeropuertos de Manizales y Pereira)

“El sismo fue de origen tectónico y no está asociado a procesos eruptivos con material como el magma o ceniza y al cual se le considera superficial. Es una coincidencia que la erupción de ceniza y el sismo se hayan registrado el mismo día, pero son cosas muy distintas”, explicó Cortés en diálogo con el diario La Patria.

Aunque el movimiento causó pánico y confusión entre los pobladores de Manizales y el municipio de Villamaría, donde se registró el epicentro del temblor con una profundidad de 30 kilómetros, la directora del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales elevó un llamado a la calma y a no especular sobre la emergencia. (Lea: Aeropuertos de Pereira y Manizales reanudan operaciones)

“Es entendible que en el nivel de actividad amarilla, que indica cambios en el comportamiento de la actividad volcánica, se presenten movimientos al interior del volcán, tremor, emisión de gases y ceniza, pero esto no quiere decir que el volcán vaya a hacer erupción de manera inminente”, sostuvo por su parte el director de la Unidad de Gestión del Riesgo, Jorge Andrés Bernal Sánchez.

Ante el temblor, los organismos de socorro activaron todos los protocolos de seguridad y declararon el nivel de emergencia amarillo III, mientras que la Cruz Roja adelantó una revisión por todos los municipios sin encontrar ninguna novedad, especialmente en el municipio de Villamaría, donde no se reportaron daños materiales ni heridos.