Detectan un caso de malaria en desplazados del Chocó que llegaron a Risaralda

Noticias destacadas de Nacional

El alcalde del municipio de Pueblo Rico (Risaralda), en donde están las 93 familias desplazadas, asegura que se les están acabando los recursos para atender esta crisis humanitaria.

La situación de las 402 personas de la comunidad de Cevedé del resguardo Indígena Tahamí, en Bagadó (Chocó) que están desplazadas en Risaralda, es compleja. Según el alcalde de Pueblo Rico en las últimas horas se detectó un caso de malaria en una de las personas que está alojada en el Coliseo del municipio.

Hace más de una semana los miembros de esta comunidad indígena tuvieron que salir de sus territorios debido a la incursión de el Ejército de Liberación Nacional (Eln) en la zona del Alto Andáguedad, en Bagadó (Chocó). El 17 de febrero de este mismo año fue asesinado Alejandro Manúgama, médico tradicional y guardia embera, lo que agudizó la situación de inseguridad en este sector.

También puede leer: Desplazamiento masivo en Chocó: 298 indígenas salen hacia Pueblo Rico, Risaralda

Los grupos originarios han sido afectados durante los últimos días por las actuaciones de estos grupos ilegales. El pasado 28 de febrero un niño de la comunidad Embera Eyábida, del resguardo Murindó, en Antioquia pisó una mina, que según denunció la Organización Indígena de Antioquia (OIA), habría sido instalada por el Eln.

En este momento las personas enfermas están siendo trasladadas al Hospital San Rafael del municipio. “Ya hicimos el traslado de EPS a Pijaos Salud para poder garantizar la buena atención en salud y suministro de medicamentos”, le dijo Leonardo Siágama, alcalde de Pueblo Rico, a este medio. Por el momento no se ha realizado ningún traslado a centros de salud en Pereira, según confirmó el mandatario.

El alcalde también confirmó que por el momento no se ha detectado ningún caso por COVID-19 en la comunidad que se encuentra desplazada. Sin embargo, mostró su preocupación ante la escasez de ayudas por parte de las autoridades del Chocó y de Bagadó, así como del Gobierno Nacional. Aseguró que se están quedando sin recursos para atender la crisis humanitaria.

“Estamos haciendo un seguimiento diario tanto en atención de salud y de alimentación. Ellos están esperando que las autoridades de orden público den tranquilidad en el sector de donde vienen para que haya garantías para iniciar con el retorno”, dijo Siágama.

Por el momento las comunidades no están dispuestas a regresar al resguardo Indígena Tahamí porque consideran que las peticiones que han hecho no fueron escuchadas por las autoridades del Chocó y de Bagadó. Los indígenas están solicitando garantías en sus seguridad e inversión social en las comunidades.

Le puede interesar: Minas antipersonales, el drama de las comunidades indígenas en Antioquia

“Queremos hacer un llamado al Gobierno Nacional y a la Unidad de Víctimas para que presenten atención a este desplazamiento porque estamos muy preocupados por el tema económico. Sostener a 400 personas diario es algo muy difícil y preocupante”, finalizó el alcalde de Pueblo Rico.

Comparte en redes: