Disputa por tierras estaría detrás de masacre de cuatro niños en Florencia

Las autoridades han ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos a quien de información sobre los agresores.

Florencia amanece de duelo después del asesinato de cuatro menores de edad en la mañana de este jueves, hechos que estarían vinculados con una disputa de tierras tras una amenaza hecha al padre de los niños para que abandonara un predio.

Según manifestó el Gobernador (e) del Caquetá, Hugo Rincón, el padre de la familia Vanegas Grimaldo había sido hostigado, por lo que en las últimas semanas habría presentado una denuncia de los hechos ante las autoridades.

La masacre se registró en una finca de la vereda El Cóndor, en zona rural de la Florencia, Caquetá, cuando hombres armados dispararon en contra de cinco de los nueve hermanos de la familia. Los menores de 17, 14, 10 y cuatro años perdieron la vida, mientras que Pablo, de 12 años, logró sobrevivir al ataque después de fingir que había fallecido y alertó a las autoridades.

William Boyacá, comandante de la policía de la zona, expresó su repudio ante los hechos y adelantó que las autoridades seguirán con las investigaciones pertinentes. “Es un tema doloroso que nos tiene en duelo y que nos obliga a usar toda nuestra capacidad institucional para sacar la investigación adelante”, señaló.

“En conjunto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), se promoverá una convocatoria a las autoridades nacionales, a fin de extremar las medidas de protección para evitar que los niños, niñas y adolescentes sigan siendo víctimas de la violencia”, indicó por su parte la defensoría del pueblo en un comunicado.
Sobre las 7:30 de la mañana habrá un consejo de seguridad con las autoridades del Caquetá para establecer una hoja de ruta que permita tener más claridad sobre los hechos. Así mismo las autoridades han ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos para la persona que entregue información que permita dar con los autores de la masacre.

Pablo, el menor sobreviviente, se encuentra estable y en observación en el Hospital María Inmaculada de Florencia. Familiares de las víctimas ya se encuentran en la zona, mientras que Susana Portela, alcaldesa de Florencia, adelantó que miembros de la alcaldía estarán junto a la familia en el duelo. “Hemos acompañado a la hermana mayor de los niños, de 20 años, en la compra del vestido fúnebre de los niños, seguiremos en nuestros tres días de duelo decretados”.