Docentes rurales del Catatumbo se suman al paro agrario

Los profesores, quienes llevan varias semanas manifestándose contra el sistema de contratación en Norte de Santander, aprovecharon la coyuntura para intensificar sus protestas.

A los cerca de 1.500 campesinos procedentes de la zona del Catatumbo concentrados en una finca del corregimiento Besote en el sur del Cesar se les sumó una comitiva de profesores de la zona rural de la subregión norte santandereana ,quienes llevan varias semanas en jornadas de protesta y plantones en rechazo a la forma de contratación y otros problemas que, según ellos, afectan la educación de los niños. 

Liceth Yaruro, vocera de los maestros que se unieron a la minga campesina, dijo que “están cansados que el gobierno tenga una tercerización con la contratación de los maestros del Catatumbo”. Esta se hace a través de la Corporación Paz y Futuro con la cual, según la docente, han tenido muchos inconvenientes. Los cerca de 900 maestros que tiene el Catatumbo “no pueden ser oficiales o provisionales simplemente porque la región es una zona de conflicto” asegura.

A pesar de algunas reuniones sostenidas con la Secretaría de Educación del Norte de Santander, no se ha concretado una solución y los docentes rurales siguen reclamando por que no llegan recursos a las sedes educativas por concepto de gratuidad que, según Yaruro, “se pierden en el camino y no hay obras de infraestructura ni restaurantes escolares como los tienen los alumnos de la zona urbana”.

Ante esta falta de respuesta, una comitiva de docentes llegó a sumarse a la protesta que adelantan los campesinos del Catatumbo considerando que los unos son los encargados de educar a los hijos de los otros, por eso unieron el clamor para buscar eco en los gobiernos nacional y departamental.

Entre tanto, el senador Alberto Castilla llegó al corregimiento Besote a reunirse con líderes de la protesta, con quienes dialogó sobre los diferentes puntos de la Minga, entre estos, el de los docentes criticando duramente un documento de la Gobernación del Norte de Santander en el que señala que en el Catatumbo, por ser zona de conflicto, “tener un profesor oficial es permitir que rápidamente pida traslado”.

El congresista cuestiona el hecho de que los contratados sí pueden permanecer en la zona. Precisamente, unos de los puntos que reclaman los maestros es el pago de la prima de difícil acceso que este año se les ha negado. A la Minga campesina ubicada en Besote se unió el sector transportador. 

Temas relacionados