Dos jóvenes cartageneros luchan por retornar la mirada hacia la periferia

Regresar a lo comunitario, reencontrarse con el barrio y resistir a través del arte y la cultura son las apuestas de Alí Majúl y Leidy Chaverra.

Alí Majúl y Leidy Chaverra - Fotografía: Oriana Carbono.

Solo tenían 10.000 pesos en sus bolsillos y muchas ganas de generar cambios. “Hágale, hermano, que con eso arrancamos”, le dijo Leidy a Alí el año pasado. Con ese dinero, ambos tomaron una buseta hasta las faldas de La Popa, en Cartagena. Allí hicieron su primer encuentro, “Cuerpo, identidad y memorias de lo periférico y barrial”. Hoy, son los autores de la Ruta Cultural de Artes por los Derechos Humanos en la Periferia, la Ruta de las Mujeres de la Periferia y, próximamente, la Ruta por el Medio Ambiente.

Las diferentes rutas abarcan temas como la memoria histórica, el feminismo cultural, el cuerpo, la ciudad y las pedagogías comunitarias desde el cine, la literatura, la música, la danza, la poesía y, en general, “experiencias que huelen a calle, a barrio, a vereda, a tierra y que son muy cercanos a lo que pasa en nuestros barrio”, como lo afirma Alí. Lo que él y su compañera, Leidy, buscan es des-institucionalizar y descentralizar la agenda cultural de la ciudad amurallada, “un centro con hegemonías muy violentas que desconocen los territorios que nosotros habitamos, como lo son las periferias”, y de todo el país.

“Es importante que la gente conozca procesos que nacen de sus mismas comunidades y que son pensados por ellos mismos. Existen barrios que nunca habían conocido una obra de teatro, que jamás habían ido a una proyección de una película”, cuenta Alí. Sin embargo, eso es lo que lo motiva a trabajar desde el propio territorio, reconociendo a sus vecinos a través de la unión y el empoderamiento o, en sus palabras, “meter el dedo en la llaga, llegar a la calle y generar encuentro con esas poblaciones que están al borde”.

La Ruta Cultural de Artes por los Derechos Humanos en la Periferia se desarrolló en noviembre y diciembre del 2016, haciendo presencia en varias comunidades de Cartagena con talleristas que, a través de sus obras, propusieron otras miradas, otra ciudad. La siguiente Ruta estará dedicada al medio ambiente e iniciará en el mes de junio de 2018 con más de 20 espacios de talleres de formación, performance, charlas, cine foros y debates.

Por otro lado, este año se inauguró la Ruta de las Mujeres de la Periferia, un encuentro de feminismo popular entre esas mujeres combativas que no aparecen en las bibliografías ni estudios feministas, como Alí las llama. El primer ciclo fue en marzo y el segundo, dedicado a Audre Lorde, en junio. A lo largo del año continuaron realizando actividades engranadas con la temática y, finalmente, la Ruta cerrará el 25 de noviembre. Este será el día del aniversario de Contextos, colectivo artístico cartagenero, en el que se celebrará un encuentro de lideresas comunitarias, como Francia Márquez, Leidy Laura Perneth, Jessica Guzmán y Camila Esguerra Muelle.

“Existimos por la preocupación por ese otro y otra, nos preocupa que dentro de esa periferia nos sigan leyendo o nosotros mismos sigamos leyendo a la periferia como un empobrecimiento, precarización y una inferiorización”, comenta Alí.

Aunque él y su equipo han sido atracados, han estado en medio de balaceras y han tenido que improvisar cuando se va la luz en la mitad de una proyección, lo que les llena el alma “es ver cómo esa agenda periférica cultural lleva a que la comunidad se mueva por solucionar los problemas de la calle, que una chica preste su computador para la proyección de una película o que la gente nos preste una cuadra para una presentación de danza”.