Dos muertos por combates entre el Eln y disidencias de las Farc en Cumbal, Nariño

Los enfrentamientos se presentaron este domingo. Según el alcalde Eduardo Valenzuela habrían presentado por el control de una caleta escondida en este municipio fronterizo con Ecuador.

Víctor de Currea Lugo

Dos muertos es el saldo que deja, hasta el momento, los enfrentamientos que se habrían presentado, este domingo, entre la guerrilla del Eln y disidencias de las Farc en el municipio de Cumbal, Nariño, en la frontera de Colombia con Ecuador. Así lo aseguró el alcalde de este municipio, Eduardo Valenzuela, quien desestimó que los enfrentamientos hubiesen sido con el ejército ecuatoriano.

Valenzuela explicó, en entrevista con Blu Radio, que “ya hay dos cadáveres dentro de la cabecera municipal, que en contados minutos el CTI estará haciendo las respectivas necropsias”. También aseveró que la principal hipótesis que se está barajando es que las disidencias de las Farc y el Eln se habrían enfrentado por una caleta con armas. El mandatario local también señaló que su municipio, Cumbal, ha tenido una presencia histórica de las guerrillas, que se disputan el territorio por tener “muchos cultivos de coca y ser una zona estratégica”.

(Lea aquí: Eln reconoce masacre de diez personas en Magüí Payán).

También explicó que ahora el Eln se ha fortalecido en el territorio, pero que “anteriormente eran las Farc, que tenían un campamento base”, las que tenían mayor presencia en la zona. De igual forma, señaló que una comitiva, encabezada por el personero de Cumbal, José Eduardo Cuaical, se dirige al resguardo donde se presentaron los enfrentamientos para esclarecer los hechos.

Estos enfrentamientos se dan apenas semanas después de que se denunciara una masacre en Magüí Payán, también en Nariño. El Eln, en esa ocasión, aceptó la autoría de estos hechos y aseveró, a través de un comunicado, que “dimos de baja a 10 integrantes de las ‘Guerrillas Unidas del Pacífico’, entre ellos se encuentran sus jefes: Álvaro Samuel, Marcos y Tigre. También detuvimos otros 6, quienes luego de ser desarmados quedaron en libertad, por ser gente de la comunidad”.

Además, los enfrentamientos en Cumbal se presentaron después de que la guerrilla del Eln manifestara su intención de ampliar el cese al fuego bilateral, más allá del 9 de enero de 2018. Según expresó la guerrilla, “estamos en disposición de acordar un nuevo cese, una vez evaluemos conjuntamente en la Mesa de conversaciones la marcha, las confianzas y los resultados del actual CFBTN; igualmente, una vez valoremos el avance de la Agenda de conversaciones”.