Edificio Mónaco de Pablo Escobar será demolido el 22 de febrero

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, anunció que en ese lugar será construido un memorial en honor a las víctimas del narcotráfico.

Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, durante el inicio del primer Congreso Internacional de Lucha contra las Drogas, en Medellín, el 4 de diciembre de 2018. Agencia Anadolu

El Edificio Mónaco, propiedad del fallecido narcotraficante Pablo Escobar, donde vivía con su familia y que explotó en un atentado el 13 de enero de 1988, será demolido el próximo 22 de febrero, confirmó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

El anuncio fue hecho por el mandatario local durante el inicio del primer Congreso Internacional de Lucha contra las Drogas, que se realiza en Medellín, la capital del departamento de Antioquia.

En el lugar donde está el edificio, que todavía está en pie a pesar de la bomba y que actualmente hace parte de los recorridos turísticos emblemáticos sobre la vida del capo, “será construido un espacio público y un parque, un memorial en honor a las víctimas del narcotráfico y del narcoterrorismo”, anunció Gutiérrez.

Según el alcalde, “los símbolos son fundamentales en nuestra sociedad y tenemos que aprovecharlos para cambiar esa cultura de violencia que nos dejó (el narcotráfico) en nuestra ciudad. Y aquí todavía han quedado muchos de esos símbolos que generaron terror a lo largo de muchas décadas”.

Durante el Congreso, organizado por la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional, Gutiérrez recordó a los verdaderos héroes de la lucha antidrogas en Colombia.

“Quién recuerda por ejemplo a Valdemar Franklin Quintero, comandante de la Policía de Antioquia, asesinado por los sicarios de Pablo Escobar, que además es un héroe, porque los combatió sin descanso, pero además renunció a su escolta dentro de la Policía porque sabía que iba a ser asesinado por esas estructuras criminales y lo que no quería era que existieran más viudas y huérfanos”, recordó Gutiérrez.

El coronel Quintero fue asesinado en la mañana del 18 de agosto de 1989, el mismo día en que, en un atentado en la plaza central del municipio de Soacha, cayera el entonces candidato presidencial Luis Carlos Galán en la tarima de un evento político.

Gutiérrez también recordó al periodista Guillermo Cano, director del diario El Espectador, asesinado en 1987, y a la jueza Mariela Espinosa, y dijo que ellos eran los protagonistas de la historia, no sus victimarios.

“Muchos conocen la historia de Pablo Escobar, todos, diría yo. Quién era ‘Popeye’ (John Jairo Velázquez Vásquez), que volvió de nuevo a ser capturado por las autoridades colombianas hace pocos meses, cuando posaba de héroe y de leyenda. Y esos no son ni los héroes ni las leyendas”, enfatizó el mandatario.

“Por eso tenemos que hacer memoria y entender en ese lugar de la historia quiénes son realmente los héroes y las leyendas”, concluyó.

El primer Congreso Internacional de Lucha contra las Drogas, que este año tuvo como tema principal “Un enfoque multidimensional para la lucha internacional antidrogas”, cuenta con la participación de 23 países y se celebra del 4 al 5 de diciembre en la ciudad colombiana de Medellín.

 

últimas noticias