16 años después

El día en que secuestraron a Ingrid Betancourt

Recuento de los momentos más dolorosos de su cautiverio, de la situación de país para ese entonces y de la Operación Jaque que posibilitó su liberación, la de tres contratistas estadounidenses y la de 11 miembros de las Fuerzas Armadas, que también estaban en poder de las Farc.

Gabriel Aponte- El Espectador

Hoy se cumplen 16 años del secuestro de Ingrid Betancour, quien para el 23 de febrero de 2002 era candidata presidencial por el partido que ella misma creó y fundó, el Partido Verde Oxígeno. A pesar de que tres días antes, el entonces presidente, Andrés Pastrana, rompió los diálogos de paz con las Farc, la excandidata decidió viajar a Florencia y visitar a la población de San Vicente del Caguán, para conocer la presencia de la Ffuerza Pública en el municipio e impulsar su campaña.

(Lea: Así fue el secuestro de Íngrid Betancourt)

Aunque miembros del Estado se opusieron a su viaje por la presencia de grupos guerrilleros en la zona y le prohibieron viajar por helicóptero, ella decidió emprender su camino por tierra junto con su jefe de debate, Clara Rojas, con quien fue retenida por las Farc. Por esto, el Estado la señalaba a ella como única responsable de su situación, por haber hecho caso omiso a las advertencias.

Ahí comenzó la zozobra. El dolor de sus hijos se unía a la situación de muchas familias colombianas a las que también les habían secuestrado seres queridos. Los años comenzaron a pasar y la incertidumbre sobre el destino de la excandidata se suplía con pruebas de supervivencia (fotografías) y los informes de su situación de salud.

Fue hasta el 2 de julio de 2008, seis años después de su secuestro, que el Ejército realizó la Operación Jaque. Gracias a este golpe se logró la liberación de la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, de tres contratistas estadounidenses secuestrados en febrero de 2003 y 11 miembros de las Fuerzas Armadas que desde hace varios años estaban en poder de la hoy extinta guerrilla.

(Lea: El regreso de Íngrid Betancourt)

La Operación Jaque tomó apenas 22 minutos y no se disparó un arma. Para ejecutar el operativo, los 13 militares que participaron llegaron a la selva del Guaviare y fingieron ser miembros de la Cruz Roja (hecho que fue criticado), para trasladar a los secuestrados, junto con sus carceleros, alias ‘Cesar’ y ‘Gafas’, en un helicóptero.

Para hacerlo, y que no se pusiera en peligro el éxito de la operación, tuvieron que ponerles esposas de plástico en las manos, a pesar de que varios de los militares estuvieron en desacuerdo con que se hiciera esto. Cuando ya estaban en el aire, un soldado gritó: “Somos del Ejército Nacional, bienvenidos a la libertad”, a un grupo que estaba atónito.

(Lea: Los nueve años de la Operación Jaque)

Actualmente, la excandidata está radicada en Francia, se retiró de la política y tiene fundación dedicada a desarrollar proyectos para ayudar a víctimas de violaciones de los Derechos Humanos, llamada Fundación Ingrid Betancourt (FIB).