El diálogo interreligioso y su aporte a la paz

En el marco de la Semana por la Paz representantes de diferentes creencias hablarán sobre el diálogo interreligioso y ecuménico para la construcción de la paz. Será este lunes de 4:30 p.m. hasta las 7:00 p.m. en la Universidad Javeriana.

EFE

En el marco de la Semana por la Paz, que comenzó el pasado domingo e irá hasta el 10 de septiembre, este lunes se realizará un evento con 10 invitados de diferentes religiones, como el islam, el judaísmo y diversas corrientes cristianas, quienes hablarán sobre el diálogo interreligioso y su aporte a la paz. Será entrada libre en el auditorio José Félix de Restrepo de la Universidad Javeriana, de 4:30 p.m. a 7:00 p.m.

El hermano Christoph Schneider, procedente de Francia, miembro de la comunidad ecuménica Taizé y uno de los ponentes representantes del cristianismo, explicó a El Espectador que la situación actual que vive el país necesita una atención contundente por parte de los creyentes, quienes pueden trabajar en conjunto por la construcción de paz.

“No tenemos que pensar, reflexionar y prolongar la reconciliación, podemos hacer algo ahora y creo que esto puede ayudar a Colombia, que se encuentra en un tiempo para hacer algo y es importante dar el paso, como dice el papa”, dijo Schneider, quien abrirá el encuentro de los jóvenes el próximo jueves con el papa Francisco.

Según la Javeriana, durante este encuentro se hará "un momento de plegaria y de compromiso para seguir caminando hacia la reconciliación desde los diferentes horizontes de fe". Entre los invitados se destacan: Sheikh Lyes Marzougui (Islam), More Roger Rosenthal (Judaísmo), la doctora Loida Lucía Sardiñas (Iglesia Anglicana), monseñor Jaime Mancera (Iglesia Católica) y el reverendo Atahualpa Hernández (Iglesia Luterana).

Sobre este espacio de diálogo, el religioso explica: “Esto es importante, sobre todo, para aprender a convivir en paz. Además, podemos aprender de las otras religiones y reconocer que hay también elementos de la verdad en ellas. Para que el diálogo ecuménico funcione es también importante no percibir el acercamiento como ocasión de convertir el otro a su propia fe”.

La comunidad Taizé, conformada por 100 religiosos provenientes de diferentes países y corrientes cristianas del mundo, acoge cada a año a miles de jóvenes peregrinos cristianos e incluso ortodoxos. Allí a través del canto y el silencio, se encuentran con lo que el hermano francés llama ‘lo esencial’, tomando de la tradición protestante la importancia de la biblia, de los ortodoxos los íconos y de los católicos la experiencia mística.

“Los jóvenes tienen muchas posibilidades de superar barreras históricas, hay problemas entre países y entre iglesias y hay muchos jóvenes que no quieren dejarse frenar por estas barreras porque ven que en lo esencial estamos cerca, podemos compartir y aprender unos de otros” señala Schneider.

¿Desde cuándo se comienza a hablar de ecumenismo?

 Históricamente, según explica el sacerdote y doctor en teología Jairo Henao, fue gracias al Concilio Vaticano II, realizado entre 1962 y 1965 y convocado por Juan XXIII, que la palabra ‘ecumenismo’ (que significa ‘poder vivir bajo la misma casa todos’), comenzó a generar diversos diálogos entre confesiones cristianas, dando paso a comunidades como Taizé.

 “En el ámbito teológico busca que se pueda dialogar desde la especificidad de cada confesión. Presupone querer dialogar y reconocer que Dios no es un objeto sino el Tú con quien la comunidad vive, y por tanto es necesario reconocer que en cada persona o comunidad hay algo de ese diálogo con Dios”, indica el profesor Henao.

En cuanto al  aporte de las religiones a la construcción de paz, el académico explica: “Las religiones son expresión o respuesta de los seres humanos a la trascendencia que se les muestra como Misterio, como eso otro que da soporte y sentido. Eso es en parte una religión. Una religión que trate a Dios como objeto y al hombre como un medio para fines económicos, fines ideológicos, manipulación enfermiza de conciencias por quien lidera, difícilmente aporta algo”.