El Eln asesina a un soldado en Antioquia

La muerte del militar se da en el tercer día del paro armado que adelanta la guerrilla desde el sábado.

El soldado, de 29 años, fue asesinado en el tercer día del paro armado por guerrilleros del ELN en Valdivia, AntioquiaChristian Escobar Mora/EFE-Referencia

El soldado Jhon Jairo Delgado Bastidas, de 29 años, fue asesinado este lunes por guerrilleros del Eln en el municipio de Valdivia, Antioquia, en el tercer día del paro armado que decretó el grupo insurgente. El soldado Jhon Jairo Delgado llevaba nueve años en la institución y actualmente estaba designado al desarrollo de actividades en la seguridad en el departamento.

"Parece que iban a colocar unos artefactos en el puente El Pescado, lo que nos hubiera dejado incomunicados. Los soldados al darse cuenta reaccionan e infortunadamente uno de ellos recibió un impacto de bala", dijo a periodistas el alcalde de Valdivia, Jonás Darío Henao. De hecho, explicó el alcalde, que, "por culpa del paro armado que adelanta el Eln, todo el comercio del norte de Antioquia está cerrado".

Por su parte, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, señaló que las diferentes instituciones del departamento están "compungidas por la muerte del soldado Delgado, quien evitó unas acciones del Eln, nos da mucha tristeza que esto ocurra”. También el gobernador lamentó que “en medio de las protestas que iba a realizar el Eln ellos dijeron que no iban a afectar la vida de la gente, pero ya se empiezan a ver consecuencias lamentables”.

Después de lamentar los hechos, Pérez sostuvo que "tenemos a todos los uniformados del departamento, entre Policía y Ejército, en la calle vigilando”, medida que el gobernador   justificó señalando que “nosotros tenemos que vigilar 750 torres de energía”. (Lea también: ELN inicia paro armado con al menos dos atentados) 

Desde el  10 de febrero el Eln viene restringiendo el desplazamiento de vehículos por carreteras, afectando la movilidad de las personas y el comercio en el país. De acuerdo con el comunicado del miércoles 7 de febrero, divulgado por el comandante Uriel, quien en Twitter se identifica como la "voz editorial del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez -ELN", el paro armado se ha realiza por la "continuidad del terrorismo de Estado y el incremento de la persecución a los dirigentes populares y la judicialización de la protesta social; como también la negativa del gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito".


El pasado sábado 10 de febrero, primer día del paro, el Eln activó cargas explosivas que dañaron un puente y una carretera en el departamento del Cesar. Sumado al anterior hecho, el domingo dos personas, al parecer pertenecientes al grupo insurgente, murieron cuando iban a colocar explosivos en el puente El Palermo, del municipio de Bochalema, en Norte de Santander. (Lea aquí: ELN ataca peajes en Cesar y quema tractomula en Antioquia)

También cabe recordar que en el suroeste del país, el comandante de la Policía del Cauca, coronel Edgar Rodríguez, confirmó que la guerrilla hostigó el domingo la base militar del Ejército en el municipio de Corinto y que guerrilleros quemaron un autobús de servicio público en la vía que va hacía Caloto.

Finalmente, el personero de Teorama, Norte de Santander, Ever Pallares, denunció este lunes que miembros del Eln ingresaron al puesto de salud local, "intimidaron al personal médico y dañaron el circuito cerrado de cámaras".

Los hombres, que entraron encapuchados y vestidos de civil, pero que dijeron pertenecer al grupo ilegal, les aclararon a los médicos y enfermeras presentes en el lugar que el accionar no era en contra de ellos sino "de las instalaciones", precisó Pallares a periodistas.