El Eln sigue siendo una guerrilla fuerte

En un informe sobre el mapa del conflicto armado, la corporación que dirige León Valencia advierte que a pesar de que el Eln ha disminuido su accionar en los últimos años aún sigue controlando algunas zonas, especialmente las fronterizas con Venezuela.

La Corporación Nuevo Arcoiris presentó hoy su informe “Dinámicas del conflicto armado y perspectivas de paz”, un documento que analiza la geografía de la guerra en Colombia, detallando las tipologías de operación y la realidad organizativa de las Farc, el Eln y los “neoparamilitares”.

En el caso del Eln, según la investigación, con el paso del tiempo ha logrado cobertirse en una guerrilla más organizada y con mayor iniciativa; sin embargo, ha reducido significativamete el número de hombres en sus filas, si se tiene en cuenta que en 1995 era casi tan grande como las Farc.

La causa de la disminución de operatividad del Eln se explica por la fuerte guerra que libró con los paramilitares y la Fuerza Pública en el Norte del país, de la cual salió derrotado. De esta guerra perdieron su dominio en el oriente y nordeste antioqueño, el Cesar, el bajo Cauca, y algunas zonas del Sur de Bolívar. Incluso, perdieron uno de sus centros operativos históricos: Barrancabermeja.

En el 2000 esta guerrilla contaba con 7.500 combatientes, pero dos años después, al inició del gobierno de Álvaro Uribe, pasó a tener cerca de 2.000, es decir, menos de la tercera parte. Durante los siguientes seis años, 2002 a 2008, el Eln se mantuvo relativamente al margen del conflicto y vivió una etapa de “hibernación”, incluso fue en este periodo en el que se abrió una mesa de diálogos con el gobierno, que funcionó principalmente en el 2005; sin embargo, a finales del 2008 retomó sus actividades operativa, consiguiendo mayor visibilidad y retomando sus accionar.

La iniciativa militar ha oscilado entre la acción sostenida y baja. Su fuerza principal militar esta en Arauca, Catatumbo, Sur de Bolívar, Chocó, Cauca y Nariño. Desde el 2012 viene retomando su presencia en el bajo Cauca y el nordeste y oriente antioqueño y el sur del Cesar.

De acuerdo con los datos recolectados por la corporación, en 2011 dicha guerrilla realizó 232 acciones bélicas, mientras que el año pasado fueron 223. Participaron en 24 combates, realizaron 19 emboscadas, 46 hostigamientos, 24 ataques a infraestructura Minero-energética, así como 24 ataques a bienes civiles, dejaron 16 campos minados, pusieron diez retenes y sufrieron 19 bombardeos.

En conclusión, a pesar de que el Eln ha disminuido su tamaño e influencia, aún sigue siendo una guerrilla fuerte, con un fuerte accionar y poder operativo. Si bien el tamaño de esta guerrilla ha disminuido ha ganado en estrategia militar. El informe de la Corporación Nuevo Arcoiris se presentaba al tiempo que la Comisión Facilitadora Civil para los Diálogos de Paz entre el Gobierno Nacional Y Eln, encabezada por el exprocurador Jaime Bernal Cuellar y el exministro Horacio Serpa, esperaban en zona rural del Catatumbo las coordenadas para la liberación de los dos ciudadanos alemanes, plagiados desde noviembre del 2012.

Temas relacionados