El engorroso proceso de lograr una cita ante la Registraduría

Ciudadanos han denunciado las dificultades para acceder a una cita para sus trámites de identificación. Registraduría advierte que podrían ser víctimas de tramitadores.

Este sábado 23 de enero, la Registraduría Distrital trabajará en horario extendido para atender trámites CON Y SIN CITA. /Foto: Registraduria.gov.co

Luego de que su hija cumpliera siete años, Susana* y su esposo decidieron ponerla al día en materia de documentación e iniciaron los trámites para que expidiera su tarjeta de identidad por primera vez.

No obstante, lo que podría ser una sencilla diligencia para lograr que le sea asignada una cita ante la Registraduría Nacional, se ha convertido –no solo para Susana, sino para decenas de personas– en un agobiante trámite marcado por el tiempo perdido y el desgaste.

Y es que tal como lo establece la Registraduría, Susana adelanta (desde hace casi dos meses) las diligencias para reservar una cita que le permita realizar los trámites de identificación de su hija –procedimiento que debe hacerse exclusivamente a través de la página web de la entidad–; sin embargo, no ha logrado que le sea asignada una cita.

De nada han servido las visitas a las diferentes registradurías auxiliares clamando que les sea reservada una, la respuesta para Susana y su esposo es la misma: el agendamiento debe hacerse a través de internet. En efecto, la pareja ha acudido a la página para reservar la cita.

Allí, lo primero que les pide el sistema es registrarse y crear una cuenta con los datos personales de quien requiere el servicio, es decir su hija. No obstante, una vez creado y validado el usuario, el paso a seguir es activar la cuenta, procedimiento que se adelanta tras recibir un link de verificación al correo electrónico.

En este punto –denuncian– el proceso se paraliza, ya que al abrir el enlace que valida la información aparece un mensaje que entorpece toda la diligencia: “Error. Datos no concuerdan”. La pareja ha intentando también activar una cuenta con sus datos y no con los de su hija, pero la respuesta es la misma. A este caso, se suma el decenas de personas que aunque logran ingresar al sistema, no consiguen agendar una cita.

En diálogo con El Espectador, el registrador Distrital, Jaime Hernando Suárez, se refirió a las dificultades manifestadas por varios usuarios, asegurando que aunque bien obedecería a casos aislados, también podría tratarse de personas que han sido víctimas de los denominados tramitadores, quienes ingresan al sistema con números de documentos que no les corresponden para agendar citas que luego venden a altos precios.

“Hay casos en los que personas de mala fe generan un usuario y comienzan a pedir varias citas para venderlas. Se trata de los famosos tramitadores. En ese caso, el usuario queda bloqueado por seguridad por periodo de un mes. Al respecto, la Gerencia Informática de la entidad nos ha dicho que no van a quitar ese control porque se presta para que se vendan las citas –por cierto muy caras– y de eso sí recibimos muchas quejas”, sostuvo el funcionario.

En el caso de personas que no logran agendar una cita pese a ingresar al sistema sin problemas, el registrador Distrital explica que por esta época –así como en Semana Santa y mitad de año– se reciben muchas solicitudes de ciudadanos que requieren un duplicado de su documento tras haberlo perdido, como se ha vuelto habitual según Suárez, en la temporada decembrina.

Lo anterior, dificulta la asignación de una cita por la gran afluencia de personas que buscan adelantar el trámite, pese a que este ya puede hacerse a través de la página web de la Registraduría, en una diligencia que no tarda más de cinco minutos.

“La gente bota muchos sus documentos en las vacaciones de diciembre, circunstancia que se repite en Semana Santa y a mitad de año. Y esta es la época de matrículas en los diferentes colegios y universidades, por lo que requieren con urgencia un duplicado. Lo que hemos hecho para atender el volumen de personas es reforzar con todo el personal administrativo todas nuestras 23 registradurías auxiliares para tener mayores puntos de atención y estamos trabajando en atender a la gente con cita en horario extendido de 8:00 a.m. a 7:00 de la noche de lunes a viernes”, agrega el funcionario.

Interrogado sobre las razones de la Registraduría para no permitir un agendamiento presencial, Jaime Hernando Suárez declaró que este tipo de conductas –que a primera vista podrían ser la solución a las problemáticas que se presentan en materia informática y de sistema– impulsarían el cobro de las citas y la proliferación de los tramitadores.

“Tenemos prohibido a nuestros funcionarios agendar presencialmente para evitar precisamente que se termine cobrando o algo. Nuestro gran objetivo de crear el agendamiento web es para evitarle a la persona tener que ir a las 3:00 o 4:00 de la mañana por un turno, para que después le digan tiene que volver a las 3:00 de la tarde. Ahí se generaba la venta de las fichas, de los turnos y de toda la corrupción alrededor de eso. Esto ha bajado considerablemente, aunque reconozco que se pueden dar situaciones”, precisa el registrador Distrital.

Tenga en cuenta

  • Este sábado 23 de enero, la Registraduría Distrital trabajará en horario extendido desde las 8:00 de la mañana a 1 de la tarde para atender trámites de cédula y tarjetas de identidad CON Y SIN CITA.
  • En caso de no lograr conseguir una cita, bien sea por dificultades en el sistema o por la congestión de usuarios, la Registraduría recomienda ponerse en contacto con la entidad a través del sistema de Atención al ciudadano en la página web y describir en detalle el caso particular para que sea solucionado en la mayor brevedad.
  • Adicionalmente, la entidad cuenta con un video tutorial en el que se detalla paso a paso cómo se debe agendar una cita en la página web sin dificultades.
  • Ante la afluencia de personas que se acercan a las diferentes registradurías y que persisten en lograr un agendamiento web para que les sea expedido un duplicado de su documento, la Registraduría recordó que esta diligencia puede hacerse a través de la página web. En este caso, el usuario debe contar con una cuenta de ahorros o corriente para realizar el pago, que se realizará a través del proveedor de servicios electrónicos (PSE). 

 

*Nombre cambiado por petición de la fuente.

Temas relacionados