El homenaje a don Temis, el líder social asesinado en Buenaventura

Temístocles Machado, líder comunal y miembro del Proceso de Comunidades Negras (PCN), representaba un símbolo de la resistencia por la defensa de los territorios en Buenaventura.

Temístocles Machado, líder social asesinado en Buenaventura.Cortesía: Elizabeth Otálvaro - Pacifista

La lucha por la defensa del territorio comenzó hace más de 50 años para la familia Machado. En la década del 60, en el siglo pasado, José Evangelista Machado se asentó en lo que ahora es el barrio Isla de la Paz, en el oriente de Buenaventura, y ayudó a organizar a la comunidad, a la vez que lideró los trámites para legalizarlo hasta obtener la personería jurídica.

Medio siglo después, esa lucha aún no había terminado. Isla de la Paz aún no tiene servicios públicos completos y por eso Temístocles Machado, hijo de Evangelista, continuaba inmerso en ese tortuoso proceso de lidiar con un ejército de burócratas para reclamar lo esencial, aquello que en las ciudades capitales sería normal: que el agua potable de calidad llegue al grifo sin intermitencias, que haya electricidad las 24 horas del día, infraestructura de alcantarillado y recolección de basuras, teléfono, internet, parques, educación, seguridad. También, que hubiera tranquilidad: la habían perdido en los últimos años porque sus tierras eran apetecidas por personajes desconocidos y con poder económico. 

Lea: Asesinan a líder social de Buenaventura

Por eso, Temístocles —uno de los principales líderes de la manifestación cívica que paralizó a Buenaventura en mayo de 2017, durante 21 días— era el punta de lanza en otra batalla de la comunidad: no estaban dispuestos a permitir que personas extrañas se adueñaran del barrio, que los desarraigaran a él, a sus familias y a sus vecinos de aquel lugar que les pertenecía y que tanto amaban. Y en esa lucha sin cuartel, nunca cedió a las amenazas. El sábado pasado fue asesinado en un garaje. Este hombre de sonrisa generosa dejó once hijos. Casi nada sabe aún de los asesinos, pero quizás, como lo dice la misma población, “en la alusión al proceso de resistencia en su comunidad pueden hallarse pistas de sus victimarios intelectuales”.

Un proceso de despojo

“Más allá de los autores materiales e intelectuales (los cuales serán objeto de una investigación), don Temis también fue víctima de un sistema judicial paquidérmico, en crisis y sin capacidad de reacción, que no pudo dar respuesta a las denuncias sobre invasión de tierra y despojo, que en múltiples ocasiones presentó ante la Fiscalía General de la Nación; que no pudo sancionar las falsedades ideológicas en documento público, cometidas por algunos directores técnicos de Vivienda, quienes, utilizando la investidura de su cargo en la alcaldía de Buenaventura, titularon a nombre de foráneos las tierras de Isla de la Paz que con tanta dedicación defendía don Temis; que no pudo otorgarle protección, como legítimo reclamante de tierras; que no pudo tomar medidas de fondo cuando Temístocles, en representación de su comunidad, ejerció a través de una acción popular la defensa de sus derechos colectivos y territoriales. En síntesis, a don Temis siempre se le vulneró su derecho a la justicia”. Eso dice un comunicado emitido por los miembros del Paro Cívico de Buenaventura.

Contexto: La guerra por los terrenos del área urbana

La población de los barrios Isla de la Paz y La Cima, ubicados en la comuna 6 del distrito de Buenaventura, también elevó su voz de protesta e indignación por el crimen de su líder y han denunciado los “constantes episodios de represión que evidencian un proceso sistemático de despojo territorial que tiene de fondo la ampliación de la plataforma logística portuaria. La construcción de la vía alterna se acompañó del montaje progresivo de patios de estacionamiento (parqueaderos de mulas) y bodegas de contenedores, al tiempo que grandes poderes económicos y armados se movilizaron rápidamente para hacerse al control de vastos territorios ocupados tradicionalmente por las comunidades, espacios en los cuales éstas han recreado sus prácticas culturales y socio-productivas”.

Ahora, será la Fiscalía la que deberá esclarecer la autoría material e intelectual del asesinato de Temístocles Machado. El ente investigador informó que ha avanzado un 48 por ciento en el esclarecimiento de asesinatos de líderes sociales. Según las cifras, en ejecución de penas hay ocho casos, en juicio 29 casos, 18 casos con órdenes de captura vigentes. En total, la Fiscalía investiga 238 casos desde 2016.

El Gobierno, por su parte, lamentó lo ocurrido y anunció una investigación al respecto, sin embargo, también aclaró que a pesar de que la Unidad Nacional de Protección (UNP) inició en 2017 un proceso para protegerlo, Temístocles “desistió del mismo”. Mientras avanza el proceso, en Isla de la Paz la memoria de don Temis  marcará el futuro de la lucha por el territorio. “Ha llegado la hora de asegurar nuestra pervivencia por los medios que sean necesarios. ¡El pueblo no se rendirá, don Temis!”.