En el limbo proceso para elegir maestros en el Catatumbo

El gobernador de Norte de Santander suspendió el trámite para seleccionar a los 991 profesores que serían nombrados en las 42 instituciones. Docentes oriundos de la región se quejan de que la convocatoria no los tenía en cuenta.

Cortesía

Los docentes del Catatumbo volvieron a quedar en el limbo de la contratación por la cual han luchado durante muchos años. Con la esperanza de ser oficializados y así recibir todas las garantías de una vinculación oficial accedieron a la figura denominada “Banco de la Excelencia”, mediante la cual el Ministerio de Educación desarrollaría el proceso de vinculación de los casi mil maestros que llevan años desplegados impartiendo educación en la convulsionada zona.

Muchos de ellos llevan hasta 20 años trabajando por medio de contratos inferiores a un año  a través de un tercero, la Corporación Paz y Futuro, con el cual han tenido serias diferencias por los incumplimientos en los pagos de dotaciones y prima de Difícil Acceso, además de los traslados intempestivos a otros municipios. 

Una docente de la zona rural de Convención, quien pidió reserva de su nombre, explicó que, haciendo parte de la mesa técnica que dialoga con el gobierno nacional sobre el tema de contratación, el año pasado se llegó a un compromiso con el Mineducación para que este 2017 el calendario escolar iniciara en enero, como en todas las instituciones educativas de Norte de Santander. Al tiempo que se abrió la inscripción al denominado Banco de la Excelencia, del cual sólo harían parte los docentes de la zona del Catatumbo y así asegurar que ellos serían los contratados. 

No obstante, esta semana se llevaron la amarga sorpresa de que en ese Banco de la Excelencia se permitió la inscripción de docentes de otros municipios e incluso de ciudades, dice una docente que pidió reserva de su nombre. Además, explica la maestra, “en el formulario solo se permitía anotar los últimos cinco años de experiencia por lo que todos quedamos con el mismo tiempo de labores”.

“Por mencionar un caso, el municipio de Convención,  de 53 docentes inscritos sólo 16 estaban confirmados en el Banco de la Excelencia, quedando el resto sin oportunidad”, manifestó la educadora. Ante la situación de inconformismo, los maestros decidieron marchar hacia la ciudad de Cúcuta para buscar ser escuchados por el gobernador William Villamizar Laguado y delegados del Ministerio de Educación.

Ante la falta de solución inmediata, el mandatario y los delegados del gobierno  decidieron suspender el proceso de escogencia, a través de la plataforma Banco de la Excelencia, de los 991 maestros que serían nombrados en las 42 instituciones del Catatumbo.

“Con el Ministerio hicimos una evaluación de cómo íbamos con el proceso de selección y nos arrojó que a través del aplicativo solo la mitad de las personas que venían laborando en esta zona se podían nombrar y la otra mitad eran educadores de otros municipios. Es decir, no estaban quedando todos los educadores que habían estado contratados el año pasado por Paz y Futuro”, explicó Villamizar Laguado.

Esta situación obligó a la administración departamental a suspender por un periodo de 3 a 5 meses el proceso de selección y nombramiento, hasta que el Gobierno Nacional cuente con las facultades legales, otorgadas por el Congreso de la República, para incluir el componente de la experiencia regional y poder escoger maestros de la misma zona.

El mandatario anunció que mientras se encuentra la solución se contratará a los mismos profesores que laboraron el año pasado a través del operador Paz y Futuro. Este anuncio también dejó desconcertados a los docentes que se concentraron en la capital del departamento, pues se les informó que este contrato será solo por cinco meses con lo que, según los voceros de los maestros, no se les dan garantías de estabilidad y temen que al término de ese tiempo sean contratados otros maestros que no sean de la zona.

“La intención de muchos profesores que no son del Catatumbo  y que se inscribieron en el Banco de la Excelencia es asegurar una vinculación oficial para luego pedir traslado a sus ciudades natales”, agregó un líder comunal. Pidió también que les dejen los profesores que “aprendieron junto con nuestros niños a comer arroz con café en medio de las dificultades de la zona, haciendo un esfuerzo grande para educarlos”.