El mensaje del papa Francisco a los niños del mundo

En el Hogar San José , en Medellín, el sumo pontífice fue saludado a su llegada por 500 niñas que acoge este hogar fundado por los jesuitas en 1941.

AFP

Durante la visita del papa Francisco en la ciudad de Medellín el Hogar de San Jose, que acoge a niños huérfanos o con problemas familiares, y desde allí quiso recordar "el sufrimiento injusto de tantos niños y niñas en todo el mundo".

(Vea nuestro especial: El papa en Colmbia)

Francisco fue saludado a su llegada por 500 niñas que acoge este hogar fundado por los jesuitas en 1941 y una de ellas, Claudia Yesenia, de 13 años, relató como quedó huérfana tras un ataque de la guerrilla cuando tenía 2 años y su tía no se pudo ocupar de ella, pero encontró una casa y un futuro en esta institución. (Lea: “Vayan a lo esencial, renuévense e involúcrense”: el mensaje del papa desde Medellín)

El testimonio de Claudia hizo que el papa recordara "el sufrimiento injusto de tantos niños y niñas en todo el mundo, que han sido y siguen siendo víctimas inocentes de la maldad de algunos". (Le puede interesar: El Hogar San José será la tercera parada del papa en Medellín)

A los presentes recordó que también el niño Jesús "fue víctima del odio y de la persecución y también él tuvo que huir con su familia, dejar su tierra y su casa, para escapar de la muerte".

"Ver sufrir a los niños hace mal al alma porque los niños son los predilectos de Jesús. No podemos aceptar que se les maltrate, que se les impida el derecho a vivir su niñez con serenidad y alegría, que se les niegue un futuro de esperanza", agregó.

El pontífice les aseguró que "Jesús no abandona a nadie que sufre, mucho menos a ustedes, niños y niñas, que son sus preferidos".

Después felicitó a los responsables de este Hogar por haber creado "el calor de una familia donde nos sentimos amados, protegidos, aceptados, cuidados y acompañados".