¿Cómo El Niño afectará el precio de los alimentos?

Es probable que con el evento climático se afecten cosechas de café, soya, cacao, azúcar y arroz en el mercado global. Puede haber incrementos de hasta un 10%.

Archivo

A principios de esta semana el Ideam y el Ministerio de Ambiente alertaron nuevamente sobre las consecuencias que está produciendo el fenómeno de El Niño en Colombia. “La región Caribe, Andina y los Santanderes registran prolongados períodos de sequía y los niveles del río Cauca y Magdalena se encuentran dentro de la franja de promedios mínimos históricos para la época”, dijeron. Pero, ¿cómo afectará el precio de los alimentos en el mundo este evento climático?

Aunque responder con precisión esa pregunta no es fácil, pues aún no se sabe con certeza qué severidad tendrá El Niño en los próximos meses, es probable que alimentos básicos como el arroz, el café, el cacao y el azúcar aumenten de precio.

Así lo explican científicos de Reino Unido, quienes aseguran que ante las sequía que se pueden provocar lo más seguro es que se arruinen no pocas cosechas.

“Si bien aún es temprano para determinar su severidad y si persistirá a lo largo del año, tiene un fuerte tiene el potencial de afectar los mercados de alimentos globales. Históricamente El Niño siempre tiene un impacto global en el costo de mundial de los alimentos. Solemos ver aumentos entre el 5% y 10% de productos como los granos de soya, el café y el cacao”, afirmó a la cadena BBC Nick Klingaman, experto de la Universidad de Reading, en Reino Unido.

Según este experto, plantaciones como las de café en Brasil están a punto de colapsar y los cultivos de banana y caña de azúcar en Australia están en riesgo. Lo mismo sucede con el ganado.

Sin embargo, para Eric Guilyardi, profesor de la Universidad de Reading, cada uno de estos fenómenos hay que mirarlos de manera distinta. De acuerdo a los pronósticos es posible que el de este año tenga una escala similar al ocurrido entre 2009 y 2010 pero tan intenso como el ocurrió entre 1997 y 1998.

Lo cierto es que ante tantas alertas, poco a poco los países latinos han ido aprendiendo las lecciones que les han dejado los eventos climáticos de las últimas décadas. A finales de los noventa, por ejemplo, Ecuador (donde se incrementan las inundaciones) y Perú registraron pérdidas del 50% en sus sectores productivos. La pesca y la agricultura fueron las más afectadas. En Colombia los daños que a su paso dejó El Niño en ese período sobrepasaron los US$560 millones.

Hoy nuestro panorama, según dijeron las autoridades, muestra que en abril hubo déficit de lluvias en el Caribe, especialmente en Santa Marta, Barranquilla, Riohacha y Valledupar. En estas capitales, en ocasiones la temperatura superó los 38ºC. También, aunque en menos medida, se presentó déficit de precipitaciones en algunas ciudades andinas como Tunja, Cúcucta, Bucaramanga, Neiva y el centro de Bogotá.

Y esto, si no se tiene control en el manejo del agua, puede generar un posible desabastecimiento del recurso hídrico.

Para leer el texto completo haga clic aquí.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias