El pacto de autoridades étnicas contra la violencia infantil

Más de cien alcaldes y gobernadores de diferentes etnias firmarán un acuerdo para decirle no al abuso sexual infantil.

Pixabay

Las cifras de abuso sexual infantil preocupan a todos los ámbitos de la sociedad en el país. Por eso, 27 alcaldes,  19 autoridades étnicas y un gobernador del país firmaron este martes el Pacto por la no violencia contra la niñez, una estrategia que hace parte de Territorios Amigos de la Niñez (TAN). 

TAN es una acción creada por el Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF) junto a Unicef Colombia que busca poner en la agenda de todos los territorios del país el tema de la niñez. "La Convención Internacional del Niño nos obliga a prestar especial atención a nuestra niñez y por tanto, estamos en el deber de generar acciones diferenciales para garantizar la realización integral de los derechos de la niñez” dijo a El País de Cali Jeanneth Ávila, Oficial de Inclusión Social de Unicef.

Lea más: Plantón de juguetes contra el abuso sexual infantil en Colombia.

El lanzamiento del pacto es el cierre de convenio entre las entidades (ICBF, SNBF, Unicef y Save the Children) que velan por la integridad de los niños. Luego de este compromiso, las tareas son cumplir con que se garanticen los derechos de participación infantil en los diferentes espacios locales, regionales y nacionales, reforzar el marco legal que cobija a esta población, plantear estrategias específicas para proteger y reducir las cifras de abuso infantil, evaluar las políticas públicas pensadas en ellos, fijar un presupuesto para un plan de acción y rendir cuentas en el cumplimiento del pacto. 

Medicina Legal determina que del total de casos de abuso sexual en el país, 86% corresponden a menores de 18 años. Además, cada día se registran 28 menores violentados dentro de sus hogares. Son aproximadamente 58.000 niños abusados sexualmente. 

Lea más: Niños pobres, los más propensos de abuso infantil.

Además de poner en la agenda y concientizar a los territorios de lo preocupante que son las cifras de abuso contra los menores, TAN pretenden que los esfuerzos ya pactados a nivel nacional y local se intensifiquen, que toda la sociedad entienda lo que es e implica la violencia infantil y que los casos sean tratados como una cuestión fundamental y primaria de los derechos humanos.

"No se trata solo de un ejercicio donde los territorios tengan e implementen políticas públicas de niñez, que  es muy importante, sino que además se comprometan con acciones puntuales para garantizar el disfrute, la participación y la felicidad, que en este momento resultan fundamentales para la construcción de paz y desarrollo", dijo Pedro Quijano, Director del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF) en un comunicado de prensa.

Luis Enrique Mena, alcalde de Riosucio, Chocó, dice que "la idea es aprovechar para que cambiemos los círculos de violencia que durante años han afectado a nuestros municipios y a nuestras familias, de forma que no se repitan con nuestros niños y niñas. Ahora el siguiente paso será articular con el departamento y la nación porque esto no se puede quedar en el papel”. 

Lea más: Violencia infantil dobla el riesgo de intentos de suicidio en jóvenes.

El pacto también lo firmaron autoridades locales y regionales que no pertenecen específicamente a una comunidad étnica. A nivel nacional, el Estado prioriza a 172 municipios para un plan de acción en conjunto con la Unicef, que desde hace dos años trabaja con su programa Ciudades amigas de la infancia. Algunos departamentos que entran en la lista para trabajar con predominio son Córdoba, Putumayo, Chocó y Cauca.  

Estas iniciativas, para los niños participantes significa "un lugar donde los niños, niñas y adolescentes nos sintamos a gusto y protegidos; donde no nos van a discriminar por nuestra etnia o físico. Es un lugar donde nos sentimos seguros y podemos expresar lo que queramos" dijo María Camila Vanegas, participante de una niña de 14 años de Inzá, Cauca. 

 

últimas noticias