Este es el panorama desolador del ahora seco río Magdalena