El paro armado del Eln no tuvo alcance nacional: Cerac

Los departamentos donde hubo acciones violentas fueron Arauca, Cesar, Antioquia, Norte de Santander, Cauca y Nariño, es decir, zonas donde la guerrilla ya tenía presencia.

Referencia

16 acciones violentas, tres enfrentamientos con la Fuerza Pública y ningún civil muerto o herido fue el balance del paro armado que realizó el Eln entre el 10 y el 13 de febrero. Así lo reportó el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) en el balance que hizo sobre este hecho, que se dio como una presión de la guerrilla para que se reanude el proceso de paz con el Gobierno.

Los departamentos afectados, según el Cerac, fueron: Arauca (5 acciones), Cesar (4 acciones), Antioquia (3 acciones), Norte de Santander (2 acciones), Cauca (1 acción) y Nariño (1 acción). Esto, según el centro de análisis, se puede traducir en que la guerrilla no contó con la capacidad para hacer un paro que, en verdad, fuera nacional, pues los hechos solo se presentaron en las zonas donde tenía presencia con anterioridad.

(Lea aquí: En medio del paro armado, Eln dice estar dispuesto a reanudar diálogos).

Pero algo en lo que sí hubo aumento fue en la frecuencia de los ataques. “El nivel de acciones violentas registrado en tan solo tres días, es ocho veces mayor al promedio semanal de acciones violentas de esta guerrilla en los últimos cinco años (2), y es tres veces mayor que el promedio mensual de los últimos cinco años (5 acciones)”, explica el informe.

La guerrilla realizó, en total, cinco explosiones contra la infraestructura vial, incendió cuatro vehículos, realizó dos bloqueos viales, hizo un ataque con arma de fuego a la Fuerza Pública, además de un ataque con explosivo a una patrulla, entraron a un centro de salud, secuestraron a un civil y pintaron graffittis. Los tres enfrentamientos tuvieron lugar en Antioquia, Boyacá y Chocó.

Adicionalmente, el Cerac señala que, en cuestión de intensidad, hubo una disminución en comparación con el paro armado que el Eln hizo entre el 14 y 17 de febrero de 2015: “Se observa una reducción del 30% en el número de acciones violentas (pasando de 23 acciones en 2015 a 16 acciones en 2018), sin embargo, aumentó en una víctima mortal frente a las muertes registradas en el “paro armado” de 2015. En el actual paro no hubo reporte de víctimas mortales o heridas de civiles, hecho que si fue registrado en el paro armado de 2015 (1 herido)”.