El plan para menguar la sequía en Casanare

Incluye movilizar al día 100 carrotanques con agua, adecuar molinos de viento y construir pozos para aprovechar el recurso hídrico subterráneo.

En los próximos días, difícilmente caerá una gota de lluvia sobre Paz de Ariporo, en Casanare. El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) ha advertido que el fuerte verano se extenderá hasta abril, lo que significa que tendrán que sumarse esfuerzos y acciones inmediatas para superar la emergencia ambiental que ya deja 3.000 reses y 13.000 chigüiros muertos en esa zona del país.

La semana pasada la noticia tuvo que trascender a nivel nacional para que se tomaran las primeras medidas. Incluso el presidente Juan Manuel Santos se pronunció en Twitter anunciando una respuesta rápida del Consejo Nacional de Desastres para superar la situación que afecta a tres veredas de Paz de Ariporo (Caño Chiquito, Normandía y Centro Gaitán), unas 300.000 hectáreas donde ya ha muerto el 10% de la población de chigüiros de la zona.

El llamado de atención de la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, a las autoridades ambientales locales motivó las primeras respuestas. El fin de semana, Corporinoquia rescató más de 200 tortugas de pantanales que estaban a punto de secarse y las trasladó, junto con algunos chigüiros y babillas, al caño La Hermosa. También se instalaron cuatro motobombas en los molinos de viento de los tres predios afectados para reforzar el sistema de bombeo de aguas subterráneas.

Hasta el momento el agua extraída se destinaba al abastecimiento de ganado, principal fuente económica de la región, pero, con estos ajustes, se espera que el líquido alcance tanto para las manadas de ganado como para las de chigüiros que viven dentro de estas fincas.

Aunque la Fuerza Aérea ya dispuso cuatro helicópteros de apoyo y Corporinoquia asegura que se avanza en la construcción de algunas piscinas naturales y en la ubicación de zonas para excavar pozos de donde se extraería agua subterránea, el periodista regional Wilson Durán aseguró desde el lugar de los hechos que “de los 60 vehículos prometidos, sólo han llegado dos”.

Sobre los rumores difundidos por redes sociales acerca de una posible emergencia sanitaria generada por la descomposición de animales muertos, la Secretaría de Salud departamental aclaró que hasta el momento la salud de los ciudadanos no se encuentra en peligro debido a que la zona afectada es bastante despoblada y se ubica en uno solo de los 19 municipios del departamento. Algunos animales muertos ya han sido consumidos por carroñeros y otros están siendo enterrados por funcionarios de la Gobernación.

Luego de reunirse con el gremio petrolero, el gobernador de Casanare, Marco Tulio Ruiz, logró que las empresas que realizan actividades extractivas en la zona (Pacific Rubiales, Geo Park, Cecolsa, Petrominerales, Ecopetrol, New Granad y Parex) se comprometieran con la disposición de maquinaria para que comenzar esta semana con la perforación de pozos y la construcción de aljibes para el almacenamiento de agua. Pacific Rubiales ya anunció que dispondrá 100 viajes de carrotanques para abastecer las zonas más afectadas con 320.000 galones de agua por día, mientras se supera la situación.

En principio, las empresas ofrecieron una ayuda de $205 millones para mitigar los impactos del fuerte verano, cifra que fue catalogada por el gobernador Ruiz como “irrisoria”, teniendo en cuenta que él ha estimado que se necesitarían $100 millones diarios para mover maquinaria, pagar trabajadores y ejecutar obras. En total, Ruiz dice que superar la emergencia ambiental en Paz de Ariporo requerirá $1.000 millones.

Si bien las petroleras acordaron finalmente entregar $560 millones en especie (entre alquiler de maquinaria, insumos y combustibles), la pregunta que se hacen los expertos en prevención de desastres es cuánto de ese dinero podría haberse ahorrado el país si la Gobernación de Casanare hubiera tomado en serio las medidas preventivas que desde enero dictó el Ideam para enfrentar el fuerte verano que se acercaba a esta región de la Orinoquia y si se hubieran puesto en marcha estrategias de aprovechamiento del agua que cayó sobre el departamento durante la temporada de inundaciones de junio y noviembre del año pasado. Ya lo dijo la ministra Luz Helena Sarmiento: “La sequía en Casanare es una tragedia anunciada”.

[email protected]
 

482891

2014-03-25T15:52:31-05:00

article

2014-03-25T16:40:15-05:00

none

Angélica María Cuevas Guarnizo

Nacional

El plan para menguar la sequía en Casanare

43

23935

23978