El regreso del sarampión

Sus síntomas son similares a los de la gripe. Por eso es conveniente aislarse si existe secreción nasal y fiebre, utilizar tapabocas y evitar saludar de beso o con la mano. Gobierno refuerza campañas de vacunación.

Pese a que las mejores universidades del mundo han dedicado a sus más grandes cientistas al estudio de la enfermedad y la humanidad se ha fijado varias veces fechas límites para acabar con el virus del sarampión, la contagiosa infección que causa manchas en la piel, que es especialmente frecuente en los niños y puede llegar a causar la muerte, sigue sin dar tregua. Justo cuando se cree que los casos de personas afectadas tienden a cero, surgen nuevos brotes en lugares en los que supuestamente ya no existía la enfermedad.

Lo acaba de padecer México, que hace pocas horas levantó la alerta sanitaria decretada tras la aparición de tres nuevos casos hace ya 50 días. En Estados Unidos, Canadá y Europa también hay alertas semejantes. Y en Colombia, que desde hace nueve años no reportaba un caso, ya van cinco en menos de una semana, todos vinculados a un mismo núcleo familiar.

El que se hayan manifestado justo cuando Colombia estaba ad portas de su certificación como país libre de sarampión y rubeola demuestra que no se puede dar tregua en los cuidados de higiene ni en las campañas de vacunación.

Lenis Urquijo, director de Salud Pública del Ministerio de Protección Social, indicó que al identificar los primeros casos de sarampión en Barranquilla se encontró que la población de 10 a 19 años era susceptible de contraer la infección, porque había tenido una cobertura baja en vacunación y que por ello se continuó la campaña de vacunación en los municipios del área metropolitana de Barranquilla y los departamentos del Atlántico, Magdalena y Bolívar.

“Hay que hacer —aseguró Urquijo— un barrido de casos sospechosos de brote para ver si algo pasó inadvertido. Hasta ahora no hay adicionales”. Apenas reconocidos los casos, el Ministerio aisló a las personas y comenzó el tratamiento de ordinario. “Priorizamos las campañas en estos departamentos por los casos presentados, pero vamos a vacunar a los jóvenes de 10 a 19 años en todo el país. La meta es hacerlo a cerca de 8’500.000 jóvenes”. En el país ya hay 6,5 millones de niños vacunados y ahora los esfuerzos se concentran en inmunizar a 1,1 millones en la región Caribe, en especial en Atlántico (que está en alerta roja), Bolívar (alerta amarilla) y Magdalena. Sólo en Barranquilla recibirán la vacuna 209.000 niños y jóvenes.

Hay dos hipótesis sobre el contagio de los pacientes detectados en Barranquilla: el virus que identificó el Instituto Nacional de Salud (INS) es del tipo D4, que proviene de Europa y se ha extendido a algunos países. Por otro lado, el primer infectado venía de vacaciones de Brasil. Todos los casos están aislados. El quinto paciente, confirmado por el Ministerio el pasado domingo, se encuentra convaleciente, pero en buen estado, y hay otro caso sospechoso en la misma ciudad.

Martha Rodríguez, secretaria de Salud de Barranquilla, indicó que la declaratoria de alerta roja en la ciudad busca sensibilizar a la comunidad para que la comunidad educativa, los padres de familia y las EPS trabajen de manera mancomunada y eviten la propagación de la enfermedad. El llamado especial es para los padres que no estén seguros de haber vacunado a los niños. Pueden darles la dosis sin temor a efecto secundario en caso de que ya la tuviesen.

Como el sarampión comparte síntomas con la gripe, Urquijo recomienda aislarse si existe secreción nasal y fiebre, utilizar tapabocas, evitar saludar de beso y con la mano, así como lavar las manos con agua y jabón.

Temas relacionados