El riesgo de las viviendas en Villavicencio

Noticias destacadas de Nacional

El electo alcalde Wílmar Barbosa ha sido cuestionado por su cercanía con el empresario Óscar Mendoza, representante de Corpocasa, quien ha incumplido varios proyectos de vivienda.

Un grupo de constructores del departamento de Meta ha lanzado un llamado de alerta, porque aseguran que con la elección de Wílmar Barbosa como alcalde de Villavicencio se podrían entregar las obras de vivienda de interés prioritario a la empresa de Óscar Mendoza, cercano al alcalde, quien es representante legal de la corporación Corpocasa, que ha incumplido proyectos generando pérdidas millonarias y la demora en la entrega de las unidades habitacionales.

El señalamiento lo hecen al asegurar que Felipe Suescún, gerente de Villavivienda, ha planteado presuntos incumplimientos de obras, como las de la Ciudadela San Antonio, de la que afirmó que había avanzado sólo el 22%, contrario a lo que refleja el informe de supervisión del Fonade (entidad adscrita al Ministerio de Vivienda), según la cual se ha cumplido en más de un 93% con la obra.

La cercanía del alcalde Barbosa con Mendoza data de las elecciones a la Gobernación de hace cuatro años, cuando perdió por un estrecho margen con Alan Jara. En ese entonces el representante legal de Corpocasa, Óscar Mendoza, apoyó a Barbosa y hasta compartieron tarima. Meses después la Contraloría señaló a Corpocasa como los autores del siniestro más grande del país en el renglón de la construcción de vivienda de interés prioritario. (Video muestra cercanía del alcalde con Mendonza)

Un ejemplo es la Ciudadela San Antonio, casualmente donde le fue entregada la casa a “Doña Mechas”, famosa por un video que se hizo viral en las redes sociales anunciando el apoyo para la reelección de “Juan Pa”, haciendo referencia al presidente Santos. Este proyecto fue incumplido por Corpocasa y reasignado a otras firmas que han venido sacando adelante las obras de las viviendas.

El Espectador trató de comunicarse con el alcalde de Villavicencio, Wílmar Barbosa, para aclarar los incumplimientos y la posibilidad de que su cercanía con Mendoza pudiera favorecerlo contractualmente, pero fue imposible localizarlo. Sin embargo, sí hubo contacto con Felipe Suescún, gerente de Villavivienda, entidad encargada de ejecutar estas políticas en la capital del Meta, y fue radical al señalar que no habrá contratos con la corporación Corpocasa.

“No existe la posibilidad de que vuelvan a recibir contratos de este tipo. Nosotros no podemos ser irresponsables. Creo, lo digo a título personal, que una cosa es una amistad y otra la política de vivienda en la que estamos comprometidos con que sean entregadas estas casas, que debieron haber sido asignadas hace varios años”, dijo Suescún, quien además aseguró que viajará esta semana a Bogotá para reunirse en la Contraloría y establecer medidas para liquidar convenios, pagar a acreedores y finalizar los proyectos.

Comparte en redes: