En el último año fueron maltratados 16 mil niños en Colombia

Así lo reveló el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Diariamente un promedio de 45 casos de niños y adolescentes ingresan al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por causa del maltrato, la cifra fue revelada por el director General del Icbf, Diego Andrés Molano Aponte, al señalar que durante el periodo comprendido entre enero de 2012 y enero de 2013 se reportaron 16.457 casos de menores maltratados.

“Las familias no pueden renunciar a ser espacios protectores de los niños y los adolescentes”, dijo Molano Aponte al precisar que tres de cada cuatro víctimas sufren maltrato en sus hogares.

“Por el contrario, ellas deben ser el primer entorno que garantice sus derechos, porque ni las dificultades económicas, ni los problemas sociales, ni el comportamiento de los niños pueden servir como argumento para vulnerar esos derechos”, reiteró.

De todos los niños que ingresan a Bienestar Familiar por maltrato, el 51,5% corresponde a niños y el 48,5% a niñas. En la capital colombiana se registra el mayor índice de ingresos por esta causa, con 4.172 casos, seguido por departamentos como Valle del Cauca con 1.599; Antioquia con 1.115; Nariño con 923 y Caldas con 830.

De la escalofriante cifra de niños maltratados en un año, el 35% corresponde a niños cuyas edades oscilan entre 12 y 18 años; el 34% a edades entre 6 y 12 años, y un 25% a niños de 0 a 6 años.

El director del ICBF insistió a los padres y cuidadores en la necesidad de modificar sus pautas de crianza, excluyendo de ellas cualquier agresión o castigo que pueda lesionar a sus hijos. Así mismo, les pidió utilizar formas de educación positivas que permitan a los niños fortalecer su autoestima y aprender sin violencia.

“Todos sabemos que el maltrato infantil deja consecuencias irreparables. En nuestras manos está romper el ciclo y construir generaciones educadas con amor y disciplina, seres humanos más seguros de sí mismos y con más herramientas para construir proyectos de vida sólidos y enfrentar la vida”., concluyó Molano.