En menos de un día, dos policías fueron asesinados en Chocó

La nueva víctima es el patrullero Edwin Jackson Mosquera Mosquera, este lunes en Pie de Pepé, Medio Baudó. Ayer el Clan del Golfo mató a otro uniformado.

Pixabay

No habían pasado 24 horas desde que se conoció el asesinato del patrullero Jeferson Saavedra Pabón, en Acandí (Chocó), cuando la Policía informó que otro de sus uniformados fue asesinado este lunes en el mismo departamento, esta vez en el Medio Baudó. Se trata del también patrullero Edwin Jackson Mosquera Mosquera.

Las autoridades tratan de esclarecer los hechos e identificar a los hombres armados que habrían atacado al policía, oriundo de San José de Tadó, Chocó.


General Jorge Nieto on Twitter

Horas antes, en la tarde del lunes, una patrulla de uniformados fue atacada en Acandí mientras realizaba labores de verificación, por lo que un policía resultó muerto y otro herido. El atentado fue atribuido al Clan del Golfo. Saavedra, el agente fallecido, era padre de tres menores.

El presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, advirtieron que sobre los responsables caería todo el peso de la ley y serían capturados.

Pero son varios los atentados cometidos en los últimos días por el Clan del Golfo y dejan por lo menos cinco muertos. La "hipótesis más probable de la autoría de los últimos atentados contra la policía" apunta a las mafias, "sobre todo al Clan del Golfo", dijo Villegas hace tres días desde Medellín, donde también se han registrado varios de los asesinatos.

Según el ministro, este accionar del Clan del Golfo se da en respuesta a operativos que la policía ha realizado desde 2015, en el marco de la "Operación Agamenón", en contra de esta banda señalada de enviar toneladas de cocaína fuera del país.

Este grupo criminal, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, tiene sus orígenes en disidentes de grupos paramilitares desmovilizados en el período 2003-2006 y está dedicado al narcotráfico, la minería ilegal y la delincuencia común.

Según el Gobierno, el Clan del Golfo pasó de 4.000 miembros en 2010 a 1.800 actualmente. Sin embargo, la Fuerza Pública siguen siendo blanco de ataques. El mayor Carlos Hurtado recibió un disparo en la cabeza el viernes en Cesar, durante un operativo en el que pretendía impedir una extorsión millonaria. El agresor fue identificado como Ángel Torres, ya había estado en prisión y en 2013 y hacía parte del Clan del Golfo. 

Temas relacionados