En tres meses se registraron 5.000 casos de trabajo infantil en el país, según el ICBF

En el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) arrojó datos del panorama de esta situación.

Pixabay

En el Día Internacional contra el Trabajo Infantil, Karen Abudinen, directora general del Insitituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), explicó que después de trabajar tres meses en la campaña Presente Contra el Trabajo Infantil -desde marzo pasado-, identificaron y atendieron alrededor de 5.000 casos de niños y adolescentes que son víctimas de esa situación. 

La institución señaló que de los 5.000 menores, 3.730 recibieron la oferta social del Estado -que incluye acceso a salud, apoyo a las familias y el regreso de los menores al colegio-.

No queremos a los niños trabajando, los queremos estudiando, los queremos soñando, los queremos jugando. Los queremos en los colegios preparándose para la vida y para alcanzar sus sueños. El niño tiene que ser niño, por eso resulta fundamental concientizar a los padres y cuidadores de no darles responsabilidades que solo les compete a los adultos, y de que lo fundamental es que asistan a sus colegios y se preparen para la vida”, expresó Abudinen.

(Lea también: Rescatan a 56 menores víctimas de trabajo infantil en Corabastos)

Dentro de las estadísticas de la campaña, se puede resaltar que en la capital del país se presenta el mayor índice de trabajo infantil con 1.421 casos. En segundo lugar se encuentra el departamento de Atlántico (387), después Valle del Cauca (337), Norte de Santander (301), Antioquia (247) y Córdoba (214).

Cabe resaltar que en el territorio nacional se presentaron 345 casos de menores venezolanos trabajando. El mayor porcentaje se presentó en el departamento de Norte de Santander, donde se encontraron 135 niños de esa nacionalidad realizando algún oficio. 

(Le puede interesar: Así va el trabajo infantil en Colombia)

Frente a las sanciones del ICBF hacia los adultos que inducen al trabajo infantil en el país, la directora señaló: “Hay diferentes sanciones, lo primero que hay que decir es que las sanciones para el que emplea un niño, tiene una sanción hasta 5.000 salarios mínimos, pero el padre también tiene una amonestación por parte del ICBF, donde tiene que venir a hacer un curso de buenas prácticas de crianza”.