Enfrentamientos entre grupos armados dejan más de 500 desplazados en Chocó

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, los combates que se registran en el Alto Baudó ocasionaron el desplazamiento de cerca de 2.500 personas en mayo pasado.

Un llamado de alerta realizó la Defensoría Regional del Chocó ante la situación humanitaria que se registra en el municipio del Alto Baudó, donde más de 500 personas se han tenido que desplazar por cuenta de los enfrentamientos entre grupos armados.

De acuerdo con la entidad, 538 personas pertenecientes a seis comunidades de la cuenca del Alto Baudó han tenido que abandonar sus hogares por la reactivación de los enfrentamientos entre el ELN y miembros del grupo armado ilegal conocido como Autodefensas Gaitanistas.

Se estima que las personas damnificadas pertenecen a 94 familias de los resguardos de Gegandó, Puerto Tomás, Alto Tumandó, La Esperanza, Saru y Puerto Indio.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo señaló que los enfrentamientos entre grupos armados se deben al control de la minería ilegal, teniendo en cuenta que en datos preliminares de la Corporación Autónoma Regional del Chocó (Codechocó), en 2013 habían 54 dragas trabajando en la explotación aurífera, lo que representa un incremento de la maquinaria cercano al 184 % en relación con la registrada en 2012.

A través de un comunicado de prensa, la Defensoría del Pueblo les solicitó a las autoridades que adopten medidas integrales para amparar los derechos fundamentales de la población.

“A este complejo panorama de orden público que vulnera los derechos fundamentales de las poblaciones negras e indígenas en el Chocó, se suma el grave impacto de la minería ilegal, frente a la cual la Defensoría del Pueblo hace un llamado respecto al uso del mercurio, para que se asuman responsabilidades entorno al control ambiental y se protejan los derechos de estas comunidades”, señaló la entidad.