¿Entrará en vigencia antiguo Código minero?

En febrero, el Ministerio del Interior le pidió a la Corte Constitucional cinco meses extra para presentarle al Congreso una reforma a las políticas mineras nacionales.

 A 23 días de que la minería en el país comience a regirse por el antiguo Código de Minas, se espera que la Corte Constitucional defina, este jueves, si acepta la petición del Ministerio del Interior, de aplazar su entrada en vigencia.

En febrero, durante una audiencia en la Corte Constitucional, sobre la reglamentación de las consultas previas, el ministro del interior, Fernando Carrillo, le solicitó a la sala de magistrados un plazo de cinco meses para adelantar una nueva reforma que garantice la participación de las minorías étnicas.

Con el hundimiento de la reforma al Código (Ley 1382 de 2010), que quedó sin piso al comprobarse que no pasó por la revisión de afros, indígenas y raizales, la Corte Constitucional había definido que el próximo 11 de mayo, ante la ausencia de un nuevo proyecto, comenzaría a entrar en vigencia la antigua normativa.

Aunque, por su lado, el Ministerio de Minas ha dicho que volver al antiguo código mientras se adelanta la nueva reforma no representará mayores traumatismos, otros sectores aseguran que es necesario agilizar el proceso para redefinir las reglas de una actividad que tiene enormes implicaciones ambientales y sociales y poco control al respecto.

El retroceso envuelve varios cambios que tendrían implicaciones sobre todo, en los ecosistemas de páramos: mientras que la reforma al código prohíbe la minería en zonas de páramo y humedales, gracias a la anterior política, hoy hay títulos sobre el 45% de los humedales y 394 proyectos de minería en páramos.

Si la Corte Constitucional acepta la prórroga, el Ministerio tendría que lograr el proceso de consulta antes de octubre. Un lapso bastante apretado, si se tiene en cuenta, por ejemplo, que en el proceso de reforma de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) la consulta lleva más de un año y aún no está lista.

Una reforma fallida

En 2010, a través de la Ley 1382, se comenzó a reformar la hoja de ruta minera, incluyendo cambios tan relevantes como la prohibición de la minería en zonas de páramo y humedales Ramsar. Con el antiguo código se había permitido, según datos de Catastro y Registro Minero, la entrega en el país de 394 títulos en páramos, que hasta ahora siguen vigentes.

Pero después de verificar que no se hizo la consulta previa, la Corte Constitucional declaró inexequible la reforma y dio un plazo de dos años para presentar una nueva propuesta. Dos años se cumplen el próximo 11 de mayo. El retraso, ha dicho el Ministerio de Minas, no tiene otra explicación que la dificultad para acercarse a las comunidades para adelantar estas consultas.

últimas noticias

Aparecen banderas del Eln en Bello, Antioquia