EPS no pueden negar servicios ordenados por médicos externos

Corte Constitucional ordena a Salud Total EPS que, antes de negar el servicio, valore el dictamen de una odontóloga externa que consideró imperioso un implante dental fijo a un paciente.

Un paciente entuteló a Salud Total EPS por negarle un implante dental ordenado por una especialista ajena a la entidad. /  123rf
Un paciente entuteló a Salud Total EPS por negarle un implante dental ordenado por una especialista ajena a la entidad. / 123rf

Las Empresas Promotoras de Salud (EPS) no pueden negarles a sus usuarios la prestación de servicios cuando éstos sean ordenados por médicos externos que no están adscritos a su red de prestadores.

La advertencia de la Corte Constitucional no es nueva y confirma la jurisprudencia dictada desde 2003, cuando el alto tribunal precisó que la salud es un derecho fundamental autónomo que no necesariamente debe tener conexidad con el derecho a la vida y la integridad personal, como aparece consignado en la sentencia T-859 de 2003.

“La naturaleza de derecho fundamental que tiene el derecho a la salud (...) implica que tratándose de la negación de un servicio, medicamento o procedimiento establecido en el POS, se estaría frente a la violación de un derecho fundamental. No es necesario, en este escenario, que exista amenaza a la vida u otro derecho fundamental, para satisfacer el primer elemento de procedibilidad de tutela: violación o amenaza de un derecho fundamental”, dijo en ese entonces la Corte.

Más adelante, en la sentencia T-815 de 2012, reiteró: “No es necesario o indispensable, entonces, que estén en riesgo los derechos a la vida o a la integridad personal para que el juez de tutela pueda protegerlos”.

Y ese criterio fue el que aplicó la Sala Primera de Revisión, en sentencia T-026 del pasado 25 de enero, con ponencia de la magistrada María Victoria Calle Lombana, publicada por la corte este fin de semana.

En esta tutela resolvió el caso de un hombre que alegaba que la EPS Salud Total le vulneraba su derecho fundamental a la salud por negarle el implante fijo de una pieza dental que una odontóloga externa a la entidad consideraba necesario para evitar que el espacio entre sus dientes se cerrara y perjudicara así de forma más grave su salud oral, que ya estaba afectada por una periodontitis crónica avanzada, que en gran parte fue tratada por Salud Total.

Frente a la pretensión del actor, aunque a lo largo del proceso la EPS demandada demostró que había tratado la periodontitis del paciente, también es cierto que el usuario comprobó que Salud Total no valoró el dictamen de la odontóloga externa que contrató y que consideró imperioso el implante fijo.

Por eso, la Corte concluyó que las EPS no pueden negar un tratamiento o un servicio médico con el simple argumento de que fue ordenado por un médico externo, porque de esa manera vulneran el derecho fundamental a la salud de los pacientes.

“Todos los usuarios del sistema de salud tienen derecho a que la entidad de salud responsable estudie una orden de servicio externa, y mediante criterios claros acepte el contenido de la misma, lo modifique o lo niegue, buscando siempre ofrecer al usuario el mejor nivel de salud posible”.

Por esa razón, la Corte Constitucional le ordenó a Salud Total EPS determinar la pertinencia del servicio requerido por el paciente y, con base en criterios médicos y científicos, la historia clínica del peticionario y sus condiciones actuales de salud, determinar la posibilidad de acceder a un reemplazo permanente de la pieza dental. La entidad deberá justificar su decisión, explicando al actor las razones por las cuales acepta, niega o modifica el contenido de dicho dictamen.