Equipo de periodistas fue amenazado por registrar pelea entre pandillas