Es falso que militares estadounidenses hayan violado a 53 menores colombianas

En 2015 la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas publicó un informe en el que el académico Renán Vega aseguraba que los supuestos abusos sexuales ocurrieron en Melgar y en Girardot. La Silla Vacía demostró que las afirmaciones del profesor no tenían sustento.

Un juzgado dejó sin piso los reclamos de Renán Vega a La Silla Vacía sobre los artículos que pusieron en tela de juicio sus afirmaciones. Archivo EFE - Doctorado Interinstitucional en Educación

En febrero de 2015, doce académicos colombianos entregaron un informe en el que pretendían dar respuesta a la titánica labor de documentar las causas del conflicto armado en el país y sus hallazgos se publicaron bajo el nombre de “Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas”. Meses después de que se revelara el documento, un apartado en especial llamó la atención de medios de comunicación, no solo en Colombia sino en otros países.

Era el capítulo elaborado por el investigador Renán Vega, titulado “Injerencia de los Estados Unidos, contrainsurgencia y terrorismo de Estado”. En el texto, el profesor titular del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica se centraba en la influencia que ha tenido el país norteamericano en el desarrollo del conflicto armado colombiano.

En medio de su ensayo, el profesor lanzaba una grave denuncia: “en Melgar y en la vecina Girardot, 53 menores de edad fueron abusadas sexualmente por mercenarios, quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico. También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en el 2007”.

El profesor enmarcaba el hecho en medio de lo que denominaba un “imperialismo sexual”, en el que soldados y funcionarios estadounidenses habrían cometido violencia sexual en Colombia en medio de una “total impunidad”.

Esta denuncia fue tomada por medios estadounidenses y luego se reprodujo en diversos medios de varios países así como en agencias de prensa cuyos servicios son utilizados por medios colombianos, incluido El Espectador. Sin embargo, días después La Silla Vacía publicó un artículo en el que cuestionaba la veracidad de la denuncia hecha por Vega.

En dicho artículo se relataba que los medios de comunicación Colombia Reports y Univisión se dieron a la tarea de verificar la información yendo directamente a terreno y buscando al autor del documento. Según el texto, Vega le dijo a Univisión que la cifra de 53 casos de abusos a menores era algo que había oído en televisión en 2004 pero que no recordaba en qué canal y agregó que la académica alemana Anna Kucia ya había usado la misma cifra.

Sin embargo, el profesor replicó esa información y argumentó que la cifra no era algo que había oído, sino que estaba basado en la información de Kucia. Pero la investigación de la académica alemana se basaba a su vez en otras investigaciones que no daban cuenta de abuso sexual, sino de videos pornográficos en los que participaban incluso actores porno famosos.

El profesor llevó su litigio con La Silla Vacía a los estrados judiciales al interponer una tutela el 13 de abril de 2016 por las cuatro notas de ese medio de comunicación sobre el ensayo del profesor para la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

El juzgado le dio la razón al académico sobre las dos notas que cuestionaban la cifra de las 53 menores abusadas sexualmente. Dichos artículos fueron despublicados y el medio emitió una rectificación. Sin embargo, en junio de 2016 la tutela fue negada en segunda instancia al considerar que Vega no había solicitado una rectificación al medio de comunicación antes de presentar la tutela. Pero, además, la sentencia señalaba que el contenido de la réplica que había ejercido el profesor no puntualizaba qué información era falsa o inexacta.

El Espectador se comunicó con Renán Vega para conocer su versión, y el profesor remitió copia de dos de sus columnas de 2015 en las que asegura que el periodista de Univisión tergiversó sus afirmaciones, haciendo parecer que su investigación no había tenido rigor. Además, reitera que la cuestionada información sobre la violación a 53 menores por militares estadounidenses se basó en el trabajo de la académica Kucia.

En síntesis, la veracidad de la información denunciada por Vega, reproducida por varias agencias de información internacionales y medios de comunicación, no ha podido ser confirmada y El Espectador aclara que la información publicada en el artículo del 5 de mayo de 2015, titulado “Soldados de EE.UU. violaron a niñas en Colombia y grabaron abusos”, no puede ser tomada como cierta.

837260

2019-01-31T18:46:21-05:00

article

2019-02-01T17:55:36-05:00

sforero_256343

none

* Redacción Nacional

Nacional

Es falso que militares estadounidenses hayan violado a 53 menores colombianas

77

4737

4814