Lo que está en juego es la seguridad nacional: Hollman Morris

El gerente del Canal Capital habla de la denuncia que interpuso por amenazas y ataques informáticos contra el medio.

Usted denunció, en compañía del secretario de Gobierno de Bogotá Guillermo Jaramillo, amenazas contra el Canal Capital, ¿en qué consisten esas intimidaciones?

La lectura que nosotros hacemos es que se trata de intimidaciones sistemáticas, sostenidas y en momentos muy específicos, lo que nos hace pensar que detrás de esto no hay personas desocupadas frente a un computador, sino que hay un aparato, una organización o una estructura que sabe muy bien en qué momento hackea, en qué momento amenaza y que tiene la infraestructura para alterar las páginas web del canal, interferir la señal e inclusive hacer plagio de mi cuenta en twitter.

Ante el crecimiento de estos ataques, nosotros decidimos denunciar los hechos ante la Fiscalía General de la Nación el pasado viernes, para que también podamos presionar una reacción rápida de las autoridades. Esto ya se había venido denunciando, lo que pasa es que no tenemos resultados de las investigaciones.


Puntualmente, ¿en qué han consistido los ataques informáticos que ha sufrido el canal?

En primer lugar, en febrero del año 2012, se presenta un ataque a la señal al aire de Canal Capital, donde ponen unos himnos de las Farc en días previos a mi posesión. Hace décadas, en Colombia no sucedía esto, una interferencia a una señal de televisión al aire para poner himnos de la guerrilla. Yo le dije al ministro de Comunicaciones en su momento, que esto me parecía muy grave y que era un atentado a la seguridad nacional.

En ese mismo momento, se crea un ‘fake’ de mi cuenta en twitter y paralelamente, se produce una columna de opinión terrible contra el canal por parte del señor José Obdulio Gaviria, en la que dice que Canal Capital es el canal de las Farc. A partir de ese momento, empiezan una serie de amenazas vía twitter pero desde el mes de diciembre a la fecha, se producen constantes ataques a la página web, aumenta el número de amenazas por las redes sociales y eso es lo que nos motiva a la denuncia ante la Fiscalía.


¿Desde el canal han pensado en fortalecer la página web, para evitar que sean objeto de alguno de los sabotajes que denuncia?

Nosotros estamos examinando todo el tema de la infraestructura en sistemas de la página web para fortalecernos, pero yo creo y soy un convencido de que la mejor forma de curarse de estos ataques es profundizando la democracia.

Es necesario que haya tolerancia con el opositor político, que el debate pueda ser conducido con altura, a pesar de que las diferencias ideológicas sean grandes, pero cuando usted tiene personas con columnas de opinión que se dedican a decir que el contradictor político es un aliado del terrorismo y después montan centros de pensamiento donde al final del día, lo único del centro de pensamiento es decirle a sus seguidores que hay que matonear y que hay que estigmatizar a su contendor político, pues pasan estas cosas.


Usted ha hablado de una suerte de campaña de estigmatización contra el Canal Capital, ¿a qué cree que se deba esto?

Eso se debe a una lucha y a un combate entre el viejo país y el nuevo país. Un nuevo país que hoy quiere la paz, que se ha dado cuenta que para ser una democracia real, se necesitan defender y promover los derechos humanos y una cultura de paz.

Por el otro lado, un viejo país que no quiere despegarse del poder, que no quiere entender que el país está cambiando y eso tiene sus interlocutores. El uribismo es un interlocutor de ese país que, desde el momento en el que a mí me nombran como gerente de Canal Capital y decidimos que nuestra línea editorial es la defensa y la promoción de los derechos humanos, genera toda una campaña de desprestigio contra el Canal Capital. Campañas de desprestigio que desde el viejo DAS, eran muy claras, muy precisas y sabían cómo hacerlas.

¿Quién o quiénes estarían detrás de toda la campaña de desprestigio?

Yo creo que puede haber varios actores. Canal Capital ha denunciado al cartel de la contratación en Bogotá, ése puede ser un actor posible. A todos aquellos que creen que la defensa de los derechos humanos es un excedente de la democracia, esos también estarían ahí y los que no quieren este país en paz.

Hoy hay un canal público que defiende y toma posición por la paz, por los derechos humanos y eso incomoda al viejo país, que sigue creyendo que debemos permanecer en guerra o que las únicas salidas en este país son con balas y muertos.

¿Ustedes creen que el reciente escándalo de las chuzadas, llevado a cabo desde un restaurante en Galerías, tiene algo que ver con los ataques informáticos que ha sufrido Canal Capital?

Antes que nada, creemos que es supremamente grave lo que se está denunciando. Cuando un organismo de inteligencia se corrompe y empieza a hacer operaciones ilegales, se atenta contra la seguridad nacional de un país. Yo reitero, el país no quiere escucharlo, pero cuando un organismo como sucedió con el DAS, se entrega a hacer actividades ilegales lo que pone en riesgo es la seguridad nacional de un país.

Hay una coincidencia que es que Canal Capital ha sido sometido a ataques informáticos y lo que leemos en la prensa es que esta oficina se dedicaba precisamente a eso, a hackear y a interceptar comunicaciones electrónicas, entonces pues no podemos descartarlo. Lo que sí pedimos es que las investigaciones lleguen hasta sus últimas consecuencias, reiterando que aquí lo que está en juego es la seguridad nacional.

¿Qué le pide Canal Capital a las autoridades?

A la Fiscalía concretamente le estamos pidiendo celeridad. Que nos diga qué pasó con el saboteo a la señal de Canal Capital. Nosotros hemos aportado pruebas importantes, donde ya se puede establecer qué pasó aquí. Lo cierto es que le estamos pidiendo a la Policía Nacional, a la unidad de delitos informáticos, que nos diga –hace más de un año denunciamos esto– quiénes son las personas que, de manera permanente, han estructurado un ataque a la página web del canal y a mis cuentas electrónicas.

Y le pedimos al Gobierno Nacional, garantías para el ejercicio del periodismo, pero recordemos que aquí lo que se ha afectado es a un canal público de televisión y eso merece toda la atención del Estado. Y yo, como gerente de un bien público – en este caso la televisión– tengo que salir a defenderlo porque está trabajando bien y ha demostrado que hoy es una opción clara de televisión, no solamente en Bogotá, sino a nivel nacional. Estoy defendiendo a mis trabajadores, la imagen y el buen nombre de una entidad pública del distrito.

¿Se sienten censurados en el Canal Capital?

Nos han querido censurar, pero no lo han logrado.

¿Qué ha logrado Canal Capital bajo la gerencia de Hollman Morris?

Bajo la política de una Bogotá Humana, hemos logrado que los bogotanos aprecien su canal público de televisión; hemos logrado que, según la encuesta Bogotá cómo vamos, seamos la cuarta entidad mejor calificada por los bogotanos.

Asimismo, la encuesta de Datos y Conceptos, reconoció que somos el único canal público que genera opinión pública en el país y según la encuesta Bienal de Cultura, se devela que el 80 % de los bogotanos reconoce a Canal Capital en la ciudad. En conclusión, logramos romper la historia del canal: hoy conseguimos que un medio de comunicación público esté al servicio de un país en conflicto como Colombia.

Temas relacionados