"Estamos cambiando el 'statu quo'"

Dice Ana Moreno, coordinadora del 7º Foro Urbano Mundial de ONU Hábitat, que terminó el viernes en Medellín.

Ana Moreno, coordinadora del 7º Foro Urbano Mundial de ONU Hábitat, evento que culminó con el mensaje de todos “juntos”. / Luis Benavides

Reconocer que hay problemas en el crecimiento de las ciudades, como los barrios que aíslan a las personas, y que hay un convencimiento de los ciudadanos de la capacidad de incidir en el cambio del tradicional modelo, son las lecciones que dejó el 7º Foro Urbano Mundial, que cerró ayer en Medellín.

Ana Moreno, coordinadora del Foro, nos contó su balance del encuentro que sirvió de antesala al cambio de los Objetivos del Milenio en 2015 y la conferencia sobre asentamientos humanos, Hábitat III en 2016.

 ¿Cuál fue el culmen del Foro Urbano Mundial?
La clausura. Fue un momento de evaluar lo que fue, de pensar cómo lo vamos a implementar en el futuro, porque esta conferencia no sólo fue venir aquí a Medellín una semana, sino para llevarse lo aprendido a los países y avanzar en políticas públicas. Pero tengo un par de anécdotas. La primera es subirme a un taxi y preguntarle al conductor: ¿Usted sabe de qué trata el Foro Urbano Mundial? Y dijo: “Sí, es sobre ciudades”. “¿Y qué cree que le dejará a Medellín?”. Y la respuesta fue: “Ideas”. Para mí, después de todo un día de trabajo, es increíble. La otra fue el número de jóvenes que vinieron. Algún participante dijo que eran demasiados, pero eso es un éxito, significa que estamos cambiando el statu quo.

 El Foro esperaba 25.000 personas. ¿Llegaron?
El miércoles estábamos en 20.000 y ayer esperábamos cerrar con 22.000. Sólo la conferencia de cambio climático tiene esa confluencia. Ahora el Foro Urbano Mundial está en ese nivel.

 ¿Cuál fue la clave del éxito?
Lo primero es que estamos en un momento de debate sobre lo urbano. Nunca se ha tenido tanta conciencia de la importancia de las decisiones sobre las ciudades. Poco a poco cambia esa idea de que nosotros no podemos decidir sobre las ciudades. Ese núcleo de esperanza se ve muy reflejado en este foro. Además, viene Hábitat III, la conferencia de Naciones Unidas donde cada 20 años se reúnen los gobiernos para hablar de ello. En 2016 tendremos que decidir cómo pensar nuestras ciudades, qué acciones tomar. El éxito también se debe a Medellín. Es una de esas ciudades que han conseguido transformarse, que sigue teniendo retos, pero es el ejemplo de cómo se puede conseguir.

 ¿Cuál fue la gran conclusión de las discusiones que se llevaron a cabo esta semana?
Nadie duda de que haya un problema, que algunas ciudades no se están construyendo bien. Que hay barrios que aíslan a las personas, que hay guetos dentro de las ciudades, que no hay seguridad en algunos espacios, que el espacio público no está bien definido, que es necesaria una resiliencia frente al cambio climático. La segunda es que hay una idea de que los municipios y las áreas metropolitanas deben tener un papel mayor en la toma de decisiones. El último tema es entender la ciudad como un todo, no solo físico, sino humano, en el sentido de que son las personas las que forman las ciudades.

 ¿Cómo percibe este momento de debate urbano que se está viviendo en el mundo?
Estamos en un momento muy parecido a lo que pasó con el cambio climático hace 20 años. Era un tema muy técnico, casi para expertos, y no estaba en la calle. El ciudadano no estaba enterado de qué estaba pasando. Pero hubo un momento en que la comunidad política y mediática empezó a traducir esos conceptos a través de documentales, películas, artículos. Y ahora, aunque la gente no entienda el proceso químico del cambio climático, en la calle entiende que hay un problema y que ellos pueden construir.

 ¿Qué pasa después del Foro?
Queremos que la Carta de Medellín, que resume lo que pasó en el Foro, se la lleven todos, que no sea un documento más, sino que lo discutan hacia Hábitat III. No tendremos otro momento parecido a ese, entonces se trata de empujar todos juntos. Nuestro mensaje fue “Together”, “Juntos”, nosotros creemos en eso.

 ¿Cuál va a ser el enfoque de Hábitat III y de la revisión de los objetivos del Milenio en 2015?
Tenemos esos dos momentos en paralelo. El enfoque es muy participativo y proactivo. Hábitat III es con los gobiernos, pero tenemos que integrar a los gobiernos locales, a la sociedad civil, y este foro es el inicio de ese proceso participativo, donde no se negocia un documento con cada gobierno, sino que se aclama por consenso con todos los participantes. Allí se hablará de toma de decisiones y políticas de cómo gestionamos y planificamos las ciudades en los próximos 20 años.

 

[email protected]

[email protected]

 

últimas noticias

Somos novias y no queremos ser su fetiche sexual

La gloria de jugar fútbol en el mar

Los estudiantes de Valdivia regresan a clases