Las cuentas del Departamento para la Prosperidad Social

“Estamos llegando con subsidios a 8’590.000 hogares”: Susana Correa

Noticias destacadas de Nacional

La directora del DPS explica que si bien Ingreso Solidario se creó para ayudar a 3 millones de familias que no recibían subsidios e irá hasta julio de 2021, el objetivo es que se vuelva la base de un proyecto de renta básica en el país.

Enfrentar el hambre y evitar que se incrementen las cifras de pobreza y vulnerabilidad en Colombia ante el posible retroceso de diez años de desarrollo económico han sido dos de los principales objetivos durante la pandemia. La directora del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), Susana Correa, explica que la entidad ya está a cargo de los cinco programas sociales de transferencias monetarias condicionadas y no condicionadas del Gobierno: Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Colombia Mayor, Devolución de IVA e Ingreso Solidario. Los tres últimos pasaron a hacer parte de su cartera el pasado 4 de junio, según Correa, para unificar bases de datos y analizar, teniendo en cuenta la situación fiscal, cómo crear una renta básica a partir de estos cinco programas que hoy benefician a 8,5 millones de familias, algo más de 29 millones de colombianos.

Solo desde el 4 de junio, cuando salió el Decreto 812 presidencial, todos los programas de subsidio quedaron en cabeza del DPS. ¿Fue un error no hacerlo desde el principio?

Cada programa tenía una especialidad. Ingreso Solidario se acaba de crear e hicimos parte del proyecto. Lo mismo que Devolución de IVA, que nos tocó administrar el 70 % en su inicio, porque el otro 30 % era del Ministerio de Trabajo. Y Colombia Mayor, por ser el programa del adulto mayor, estaba en esa cartera. Sin embargo, sí creemos que el DPS es la entidad que debe manejar todo lo social y a través del Decreto 812 del 4 de junio recibió todos los programas para articularlos y tenerlos integrados en una misma base de datos de beneficiarios.

¿Cómo ha sido el empalme con las otras entidades?

Somos un solo gobierno y las entidades nos tenemos que articular. En cuanto a Ingreso Solidario, ya acabamos su recibo y estamos aclarando algunos puntos. Hemos tenido algunos tropiezos, pero son los normales en el recibo de estos programas de otras entidades.

¿De dónde están saliendo los recursos para financiar estos programas sociales?

Están saliendo del presupuesto nacional en su gran mayoría. Algunos pagos extraordinarios de Familias en Acción y Jóvenes en Acción, por el tema de la pandemia, salen del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME). Pero para el año 2021 lo que tenemos será del presupuesto nacional.

¿Cómo se están preparando para garantizar esos recursos para el próximo año?

En el DPS ya tenemos presupuesto para el 2021 y están contemplados todos nuestros programas.

¿A cuántas familias están llegando estos recursos de todos los programas sociales?

En Familias en Acción estamos llegando a 2,6 millones de familias con giros ordinarios y extraordinarios. En Jóvenes en Acción les estamos llegando a 300.000. Llegamos a 1,7 millones de adultos mayores. Hoy tenemos que llegar a los tres millones en Ingreso Solidario, pero ahora la cifra es 2,6 millones. Y en Devolución del IVA estamos llegando a un millón de hogares.

El programa de Devolución del IVA busca beneficiar a 700.000 hogares más pobres de Familias en Acción y 300.000 priorizados de Colombia Mayor con el retorno de $75.000. ¿Por qué se repiten personas en los programas en vez de tener una mayor cobertura?

Los únicos que sí se repiten y son adicionales son los 700.000 hogares de Familias en Acción. Los hemos escogido a partir de las familias que salen en Sisbén 3 por debajo de diez puntos. Es decir, los más pobres. Los 300.000 hogares de Colombia Mayor no se repiten, porque no son personas que están en el programa sino en lista de espera. Lógicamente cuando se traslapan las bases de datos, hay algunos que se repiten. Pero, cuando hicimos el estudio en el primer giro de la pandemia, cruzamos las bases de datos de los programas para encontrar a cuántos hogares llegábamos y esto nos daba alrededor de 29’219.000 colombianos beneficiados.

¿A cuántos municipios del país están llegando los subsidios y cómo se están focalizando?

Los subsidios llegan a todos los 1.103 municipios del país y en todos hay focalización. En Familias en Acción se focaliza en familias con hijos entre 0 y 18 años, y que si viven en lo urbano estén por debajo de 54 puntos en el Sisbén 3 y en lo rural por debajo de 32 puntos (este puntaje es considerado pobreza). Jóvenes en Acción funciona de forma similar para personas entre los 14 y 28 años que deben estar matriculados en el SENA o alguna universidad pública. Devolución del IVA funciona como lo expliqué antes.

El subsidio que creó el Gobierno para enfrentar la pandemia es Ingreso Solidario para los hogares en condición de pobreza extrema y vulnerabilidad que no hagan parte de los otros programas sociales. ¿Cómo escogieron las familias?

En Ingreso Solidario lo que hicimos fue focalizarlo en un cruce entre Sisbén 3 y 4, que después se comparó con la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA). De ahí, lo cruzamos finalmente con todos los programas sociales que teníamos. Nos salieron los informarles que no reciben ninguna ayuda de los programas sociales del Estado. Son un total de tres millones de hogares y hasta el momento se han girado a 2’680.000. Nos falta encontrar 320.000.

¿Cómo los están buscando?

Estamos trabajando con nuestras direcciones regionales en una búsqueda activa junto a alcaldes y Juntas de Acción Comunal. Estamos definiendo un protocolo hasta cuándo va la búsqueda y en qué momento se van a sustituir en caso de no hallarlos.

¿Cómo explicarle a un colombiano que vive en la pobreza que no es beneficiario?

La primera condición es que las personas deben estar en el Sisbén, que es la base de datos originaria de estos programas. Cuando nosotros cruzamos el Sisbén con el PILA, encontramos quiénes pagan EPS y parafiscales. Si una persona es empleada doméstica, pero tiene EPS, inmediatamente queda excluida. El objetivo de Ingreso Solidario es ayudar a los trabajadores informales, como vendedores ambulantes y mototaxistas.

¿Ingreso Solidario está llegando a la tercera parte de los hogares que están en situación de pobreza o vulnerabilidad?

Claro, pero si sumamos, sin repetir, a todas las familias a las que llegamos en los programas son cerca de 8’590.000 hogares.

¿Cuánto es lo máximo que puede recibir un hogar o persona por estos subsidios?

Familias en Acción es un promedio de $334.000. En Jóvenes en Acción, con el ingreso extraordinario, es de $634.000. En Devolución del IVA siempre son $75.000. En Ingreso Solidario son $160.000 y en Colombia Mayor son $80.000. Hay familias que tienen un joven en universidad y se ganan $634.000 y se pueden sumar los $334.000 de Familias en Acción, por lo que ya iría casi en un millón. Esos son los que pueden llegar a tener un doble subsidio. Nunca se repiten los de Ingreso Solidario, porque están totalmente cruzados con los diferentes programas.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos para lograr focalización y cobertura en Ingreso Solidario?

Este programa lo diseñamos con la Dirección Nacional de Planeación. Teníamos mucha gente bancarizada y a esos fue más fácil llegarles. Sin embargo, hay desactualización de información en los números celulares. Entonces, cuando se estaba buscando una plataforma para entregarles los recursos se mandaron mensajes de texto y ahí se dieron cuenta de que esos números ya no pertenecía a esa persona que era la beneficiaria. Perdimos la posibilidad de identificarlas por desactualización de datos.

¿Cómo se están realizando los pagos de los no bancarizados?

Los que tenemos identificados por las plataformas digitales que permiten transacciones y no necesariamente son de bancos. Pero hay cerca de 320.000 en los que tenemos acumulados sus pagos porque no los hemos podido encontrar. Por eso estamos en la labor de búsquedas activas.

¿Las transferencias monetarias que hoy otorga el Gobierno realmente alcanzan para satisfacer el mínimo vital de las familias en situación de pobreza y vulnerabilidad?

Pienso que sí, y de hecho varios de los programas legislativos están pidiendo cerca de $200.000 como renta básica. Para nosotros ese programa es Ingreso Solidario y, además, tenemos muchísimos más programas. Creo que sumando todos estos programas estamos llegando a las personas que realmente lo necesitan. Hoy llegamos al 73 % de la población colombiana que está en situación de pobreza extrema, pobreza moderada y de vulnerabilidad.

Una de las iniciativas fue propuesta por cincuenta senadores, que plantearon el proyecto de renta básica durante cinco meses de pandemia y alegan que la cobertura a los más de nueve millones de hogares no es completa, porque hay cerca de 1,5 millones de familias en situación de vulnerabilidad que no reciben ninguna transferencia del Gobierno. ¿Cómo lograr mayor cobertura y que el subsidio sea mayor y no esté dividido en varios programas?

Ese es el objetivo. Creo que ese el fin de que todos los programas pasaran al DPS. Lo que queremos es unificar todos estos programas sociales y ver que realmente les llegue a las familias la cuantía que es, independientemente de que tengan condicionamientos. Es un estudio que se está haciendo, no es una decisión tomada. Lo único fijo es que Ingreso Solidario sigue con los $160.000 a los tres millones de personas hasta julio de 2021.

Es algo similar a lo que está proponiendo el senador Ciro Ramírez del Centro Democrático: crear el Ingreso Solidario Permanente. ¿Es posible con el presupuesto que maneja hoy el país?

El Gobierno está estudiando las cifras. La situación fiscal en que vamos a quedar después de la pandemia no es favorable y lo que necesitamos es unificar todos estos programas y llegar a un estilo de Ingreso Solidario, que para nosotros sería la renta básica. Ciro Ramírez ha hecho un estudio bueno e igualmente hay otras iniciativas legislativas de otros partidos que tenemos que revisar, como la del senador Marulanda, que es temporal por unas partidas muy grandes, y la del Partido Liberal. Hay varias para ver cuál es la mejor opción para llegarles a todas estas personas a través de una sola transferencia y con un valor que sea beneficioso

La pandemia permitió abrir el debate de la renta básica, que antes era imposible por considerarlo un tema populista. ¿El Gobierno cree que hay posibilidad hoy de crear la renta básica?

Estamos haciendo el análisis y no podemos olvidar que existen programas que llevan muchísimos años, como Familias en Acción y Colombia Mayor, que también son transferencias monetarias que pueden ser consideradas un Ingreso Solidario. Hay que estudiar todas las posibilidades.

¿Cree que en el Congreso hay voluntad política de lograrlo?

Yo la veo. Creo que sí, pero no podemos como Gobierno salir con un nuevo programa de renta básica solo, porque hay que articularlo con los que ya existen.

El gran problema es la financiación. ¿Aguantará el FOME y las diferentes fuentes de las que se nutre el presupuesto nacional para crear este subsidio?

Ese es un estudio que está haciendo el Ministerio de Hacienda para ver con qué programas podemos seguir y cuáles podemos articular. Sobre si el FOME va a aguantar toca que responda Hacienda.

¿Cómo va la creación del Sistema de Registro Social de Hogares para lograr eficiencia en el gasto?

Esa es una tarea que tiene el DNP, y el DPS está involucrado. Eso es urgente, porque debemos tener una sola base de datos para todos los programas sociales del Estado. Estamos en este momento revisando todas las bases de datos que se tienen armadas.

¿Qué responde a los señalamientos de la oposición de que el Ingreso Solidario no es ninguna renta básica ni satisface el mínimo vital?

Son opiniones diferentes, pero puedo asegurar que hemos llegado con recursos y mercados a más de 29 millones de colombianos, que han podido tener alimentos para darles a sus hijos.

Comparte en redes: