Estas eran las noticias del 8 de diciembre de 1986

Hace 30 años Ecopetrol hizo un llamado al Eln para que no atentaran más contra los oleoductos en Colombia.

En desarrollo de un foro de derechos humanos que ya se había convertido en un hecho recurrente en el país, el excanciller y director del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Alfredo Vásquez Carrizosa, planteó la necesidad de que la desaparición forzada fue elevada a la categoría de delito, pues a pesar de la alta incidencia de esta práctica inhumana, hasta el momento no tenía una ley que la castigara. El defensor de Derechos Humanos, Eduardo Umaña Mendoza agregó que este delito debería ser imprescriptible y que se investigara hasta que las víctimas aparecieran. (Vea el especial 30 años sin Guillermo Cano)
 
De manera simultánea y en una clara demostración de que el orden público tenía múltiples facetas por atender, el vicepresidente de Ecopetrol, Alberto Merlano formuló un llamado urgente para que el Ejército de Liberación Nacional (Eln) cesara en su actividad contra los oleoductos del país. Aunque el blanco de los ataques de la guerrilla era contra la infraestructura de la Oxy en Colombia, el funcionario manifestó que las perdidas ya superaban los 10 mil millones de pesos, y que las afectaciones no eran contra la empresa estatal o sus asociados, sino contra toda Colombia. 
 
En el plano internacional, la crisis por la confrontación entre Nicaragua y Honduras siguió acaparando los titulares de los medios de comunicación. El 8 de diciembre trascendió la renuncia del polémico embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Lewis Tambs, el mismo por el que el narcotráfico colombiano ofrecía una millonaria suma por su cabeza. Tambs dejó la embajada en San José en medio de rumores de que había intentado presionar al gobierno de Óscar Arias para que se facilitara el aeropuerto de la ciudad para apoyar acciones contra los sandinistas en Nicaragua. (Vea qué pasaba en Colombia 100 días antes de que asesinaran a Guillermo Cano)