Este es el mensaje del papa a Colombia con motivo de su visita

El sumo pontífice, quien arribará al país el próximo miércoles, instó a la fraternidad y a dar el primer paso para alcanzar la paz. "La paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo padre", dijo.

“Deseo vivir estos días junto a ustedes con ánimo gozoso, con gratitud al señor. Un abrazo con afecto y pido al Señor que los bendiga, que proteja a vuestro país y les conceda la paz”. En estos términos, en un video divulgado este lunes por los organizadores de la visita apostólica del papa Francisco a Colombia, el sumo pontífice celebra su llegada al país –prevista para este miércoles– e insta a alcanzar una paz estable, “para vernos y tratarnos como hermanos”.

(Visite aquí el especial sobre la visita del papa a Colombia) 

En las imágenes, en las que Francisco figura sentado y dirigiéndose directamente a la cámara, el papa asegura que arribará como un “peregrino de esperanza y de paz”. Agradece a quienes hicieron posible su visita al país y a los que han colaborado “y siguen haciéndolo” para que sea una realidad.

“Los saludo cordialmente y doy gracias al señor presidente de la República y a los obispos de la Conferencia Episcopal por la invitación a visitar Colombia. También agradezco a cada uno de ustedes, que me acogen en su tierra y en su corazón. Sé que han trabajado y han trabajado mucho para preparar este encuentro. Mi agradecimiento a todos los que han colaborado y siguen haciéndolo para que sea una realidad”, señala Francisco.

(Lea: Abecé del plan logístico, de seguridad y movilidad en Bogotá por visita del papa)

El sumo pontífice se refiere al lema que marcará su viaje, ‘Demos el primer paso’, e insta a crear puentes para establecer la fraternidad como un signo de paz. “La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos. La paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo padre, que nos ama y nos consuela”, agrega.

Francisco, quien se declara honrado de visita una tierra “rica en historia, de cultura y de fe”, hace un enérgico llamado a reconciliación con el medio ambiente, “que estamos explotando de una manera salvaje”, según advierte.

“Que esta visita sea como un abrazo fraterno para cada uno de ustedes y en la que sintamos el consuelo y la ternura del Señor (…) A nuestra madre, la Virgen santa, que los cuide. Y por favor, no se olviden de rezar por mí. Gracias y hasta pronto”, precisa el sumo pontífice.

 

 

A continuación, las palabras completas del papa con motivo de su visita a Colombia:

Querido pueblo de Colombia. Dentro de pocos días visitaré vuestro país. Iré como peregrino de esperanza y de paz para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor y también para aprender de vuestra caridad y vuestra constancia en busca de la paz y la armonía.

Los saludo cordialmente y doy gracias al señor presidente de la República y a los obispos de la Conferencia Episcopal por la invitación a visitar Colombia. También agradezco a cada uno de ustedes, que me acogen en su tierra y en su corazón. Sé que han trabajado y han trabajado mucho para preparar este encuentro. Mi agradecimiento a todos los que han colaborado y siguen haciéndolo para que sea una realidad.

Demos el primer paso ese el lema de este viaje. Nos recuerda que siempre se necesita dar un primer paso para cualquier actividad y proyecto. También nos empuja a ser los primeros para amar, para crear puentes, para crear fraternidad. Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y extender la mano, y darnos el signo de paz.

La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos. La paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo padre, que nos ama y nos consuela.

Me siento honrado de visitar esa tierra rica en historia, de cultura, de fe, de hombre y mujeres que han trabajado con tesón y constancia para que sea un lugar donde reine la armonía y la fraternidad, donde el Evangelio sea conocido y amado, donde decir hermano y hermana no resulte algo extraño, sino un verdadero tesoro a proteger y defender.

El mundo de hoy tiene necesidad de constructores de paz y de diálogo. También la Iglesia está llamada a esta tarea, a promover la reconciliación con el Señor y con los hermanos, y también la reconciliación con el medio ambiente, que es creación de Dios, que estamos explotando de una manera salvaje.

Que esta visita sea como un abrazo fraterno para cada uno de ustedes y en la que sintamos el consuelo y la ternura del Señor. Queridos hermanos y hermanas colombianas, deseo vivir estos días junto a ustedes con ánimo gozoso, con gratitud al Señor. Un abrazo con afecto y pido al Señor que los bendiga, que proteja a vuestro país y les conceda la paz.

A nuestra madre, la Virgen santa, que los cuide. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. Gracias y hasta pronto.

 

últimas noticias

Dos asesinatos y un secuestro en Catatumbo

Ejército confirma masacre en Mapiripán, Meta